fbpx

Con la llegada de la pandemia por Covid-19, muchos españoles han descubierto por primera vez las ventajas del teletrabajo. Una opción que nos permite diseñar con gran flexibilidad los horarios, evita largos desplazamientos y facilita la conciliación entre la vida familiar y la laboral. Sin embargo, esto ha tenido también un efecto secundario en las facturas de los suministros eléctricos, que durante el confinamiento se ha disparado en casi todos los hogares.

PepeNuevo

¿Te interesa este tema? ¿Crees que podría afectarte en el futuro? Pues entonces no deberías perderte nuestra entrada de hoy, ya que vamos a mostrar los mejores consejos para el ahorro de energía en el teletrabajo.

Consumo energético durante el estado de alarma

Según datos del Ministerio para la Transición Ecológica, el consumo de electricidad en nuestro país descendió durante el estado de alarma en 12,7%. Cifras históricas que no se veían desde la crisis económica de 2008 y que supone el registro más bajo del último siglo. ¿Pero no acababas de decir que se incrementaban las facturas? ¡Tranquil@! Ya que esta caída no fue homogénea en todos los sectores.

Al suspenderse las clases y todas las actividades economías no esenciales, los centros educativos, instituciones y empresas sufrieron enormes desplomes. En este sentido, la demanda del sector industrial cayó en torno al 20% y la del sector servicios en un 18%. Por el contrario, el teletrabajo en España ha provocado un aumento del 4% del consumo eléctrico a nivel doméstico. Un porcentaje muy significativo si tenemos en cuenta todas las dificultades que han atravesado muchas familias.

consumo energetico

Gastos domésticos con el teletrabajo

Al pasar más tiempo en casa es normal que gastemos más luz. Especialmente si tenemos todo el día encendido el PC, la impresora y otros periféricos. Así como las luces o el aire acondicionado. Esto supone un notable incremento en la facturas, que asfixia aún más la delicada economía doméstica de los hogares.

Sin embargo, esto puede cambiar dentro de unos meses, ya que el Ministerio de Trabajo está preparando un borrador junto a la patronal y los sindicatos. ¿El objetivo? Que los gastos extra derivados de la actividad profesional sean asumidos en su totalidad o en parte por las empresas. Se trata de una prioridad para el gobierno, ya que tras la vuelta a la normalidad el trabajo desde casa ha aumentado en España en un 32%.

¿Cómo ahorrar dinero en casa?

Como hemos visto, el teletrabajo tiene una serie de ventajas pero también nos obligar a gastar más dinero desde casa. Así que nuestro principal objetivo será alcanzar la eficiencia energética. ¿Cómo? A continuación, tendrás la respuesta.

A mayor rendimiento menor gasto

Para empezar, tienes que organizar y planificar todos los elementos de tu jornada laboral para optimizar la productividad. De esta forma, no tendrás que echar más horas y por tanto gastar más luz. Evita todas las distracciones como el teléfono móvil y pacta unas reglas para que nadie te moleste durante el horario de trabajo. En general, debes mantener la misma actitud profesional que muestras en la oficina.

La luz natural es gratis

¿Cómo puedo ahorrar dinero? El siguiente paso es seleccionar un lugar tranquilo de tu vivienda para el teletrabajo. Lo ideal es que esté cerca de una ventana y disponga de suficiente luz natural. Ya que resulta más agradable que cualquier bombilla o sistema de iluminación artificial, daña menos la vista y además es gratis.

Yoigo Custom

La temperatura ideal de tu casa

Ahora que estamos en verano es aconsejable que dispongas de una excelente ventilación, ya que así evitarás tener que encender el aire acondicionado a una elevada potencia. Y al contrario, cuando vuelvan a bajar las temperaturas podrías abrigarte en lugar de echar mano de la calefacción. Si tienes dudas a la hora de regular el termostato, la temperatura ideal de una vivienda está en torno a los 20 o 21 grados durante al día y los 15 a 17 grados durante la noche.

Apaga los dispositivos que no uses

Otro punto indispensable para el ahorro doméstico es apagar todos los dispositivos electrónicos que no estemos usando. Por ejemplo, no tengas la impresora encendida durante horas si apenas imprimes una decena de documentos al día. Y no olvides que los aparatos en stand by siguen consumiendo, por lo que deberías asegurarte de desconectarlos por completo. Las regletas suelen ser una buena opción para ello.

¿Cuánto dinero se ahorraría por el teletrabajo?

Hemos hablado de cómo ahorrar energía en casa, pero ¿cómo afecta el teletrabajo a las empresas? Según la prestigiosa consultora Kaizen Institute, esta modalidad permitiría ahorrar hasta un 30% en gastos de energía, infraestructuras y desplazamientos. Que además de un elevado coste conllevan una considerable huella económica.

Por desgracia, el mismo estudio reconoce que pocas compañías están en la actualidad preparadas para el trabajo desde casa. Ya que nuestro tejido empresarial requiere una estandarización previa de los procedimientos. Así como una mejora de los sistemas de control y planificación de los equipos y departamentos.

Por su parte, EY Consulting calcula que un empleado que trabaje desde casa dos días a la semana supone un ahorro a las empresas unos 1.200 euros al año. En este sentido, el gasto energético se reduciría en torno a un 40%. Además, de media cada teletrabajador dejaría de emitir unos 800 kilos de toneladas de dióxido de carbono a la atmosfera, que equivale a plantar 20 nuevos árboles cada año.

ahorro consumo energetico

Nueva ley del teletrabajo

Con la llegada del coronavirus, muchas pymes, grandes compañías y administraciones públicas se vieron forzadas a cerrar sus puertas y trabajar desde casa. Por lo que la nueva ley del teletrabajo pretende ser una respuesta efectiva para regular esta nueva situación. De hecho, incluso se rumorea que algunas categorías de funcionarios podrían seleccionar esta opción a distancia 4 días a la semana.

En cualquier caso, una de las medidas más importante de esta normativa es la flexibilidad laboral, que permite a los empleados distribuir su jornada como mejor le venga. Y por supuesto, que los empresarios se hagan cargo de los gastos derivados del teletrabajo, como la conexión a Internet, la factura de la luz o los suministros de oficinas.

Además, se garantiza que las condiciones sea las mismas que en un trabajo convencional, por lo que el salario no puede ser inferior ni existir menos posibilidades de ascenso. De igual forma, es indispensable cumplir con la ley de protección de datos. Y se prohíbe a las empresas exigir la compra de nuevos dispositivos electrónicos o herramientas.

Y hasta aquí nuestra entrada de hoy, en la que hemos hablado de las principales medidas para el ahorro de energía en el teletrabajo y los beneficios tanto para los empleados, las empresas y el medio ambiente. ¿Has trabajado desde casa durante la cuarenta? ¿Conoces a algún familiar o amigo que esté en esta situación? ¿Qué tal fue la experiencia? Como siempre, nos encantaría saber lo que se te pasa por la cabeza en los comentarios. ¡Hasta otra!

Deja un comentario