fbpx

Entre los objetivos de desarrollo sostenible se encuentra el de detener la desertización y gestionar responsablemente nuestros bosques. La población está cada vez más concienciada con la importancia de la reforestación y de apostar por bosques sostenibles. ¿Quieres conocer todos los beneficios que se pueden obtener de la reforestación de los bosques?

Energygo

Qué es la reforestación

Uno de los grandes problemas ecológicos a los que nos enfrentamos hoy en día es la deforestación, es decir, la eliminación de la vegetación natural de un ecosistema. Ésta se produce por diferentes causas:

  • Tala descontrolada de árboles.
  • Cambio de uso del suelo para la agricultura y la ganadería o para crear espacios urbanos.
  • Plagas.
  • Incendios naturales o provocados.

Todo eso nos puede llevar a la desertificación, que es la pérdida del suelo fértil y productivo, un grave problema que empeora la crisis climática del planeta.

Una de las soluciones a este problema es la llamada reforestación, que consiste, básicamente, en plantar árboles allí donde quedan pocos o ya no existen, y cuidarlos de la manera adecuada para que se pueda regenerar el bosque.

Lo ideal a la hora de repoblar un territorio con árboles es hacerlo con especies autóctonas, porque así serán árboles que crezcan más rápido.

¿Por qué es importante la reforestación?

La reforestación de bosques es una cuestión en la que se están haciendo muchos esfuerzos dada la importancia de los árboles en el ecosistema. ¿Qué características hacen tan importantes a los árboles?

  • Favorecen la presencia de agua y disminuye la erosión del suelo.
  • Conservan la biodiversidad porque sirven de hábitat para una gran cantidad de especies.
  • Producen oxígeno al realizar la fotosíntesis y transformar el dióxido de carbono.
  • Protegen el suelo.
  • Actúan como filtro de contaminantes del aire y del agua porque atrapan y eliminan polvo, polen, humo y cenizas.
  • Regulan la temperatura y disminuyen el efecto invernadero.
  • Sirven como materia prima.
  • Proporcionan alimento.
  • Disminuyen los niveles de ruido.

La reforestación es, por tanto, una práctica imprescindible para la supervivencia de todos los seres vivos, incluido el ser humano.

¿Cómo ayuda la reforestación al medio ambiente?

Los bosques cubren casi un tercio de la superficie terrestre y eso que más de la mitad de los bosques del planeta se concentran en sólo cinco países: Rusia, Brasil, Canadá, Estados Unidos y China. Según datos de la FAO sobre la reforestación mundial, el 93% de la superficie forestal del planeta está compuesta por bosques regenerados de forma natural y el 7% está plantado. Pero la tasa de regeneración natural ha ido decreciendo a la vez que se hacía necesaria una reforestación de árboles en los bosques y cada vez se han ido plantando más hectáreas de bosques que habían sido destruidos.

Los beneficios de la reforestación, como hemos visto por la importancia de los árboles para la supervivencia de los seres vivos, son muchos para el planeta. La FAO estima que cerca de 400 millones de hectáreas de bosque están destinadas a la protección del suelo y el agua y eso supone un incremento de 119 millones de hectáreas desde el año 1990. Se está tomando conciencia especialmente en la última década.

Yoigo Custom

Y, además, en torno al 10% de los bosques del mundo se destina a la conservación de la biodiversidad, esto es 424 millones de hectáreas de bosque, aunque la reforestación para este fin ha disminuido en los últimos diez años.

Por eso, es importante tomar conciencia de todos los beneficios que tienen los bosques para el planeta y saber para qué es importante reforestación:

  • Los bosques aumentan los nutrientes del suelo a través de las raíces y de las hojas que caen de sus copas.
  • Son los principales sumideros de carbono del planeta porque absorben dióxido de carbono y sueltan oxígeno.
  • Nos proveen de alimentos y, de paso, son una fuente de ingresos para millones de personas.
  • Actúan como acueductos naturales porque redistribuyen el 95% del agua que absorben.
  • Albergan el 80% de la biodiversidad terrestre mundial.

Todas esas cuestiones hablan de cómo ayuda la reforestación al medioambiente y a la supervivencia de los seres vivos.

Ejemplos de reforestación en España

Según el informe de la FAO, desde el año 1990 el planeta ha perdido hectáreas de bosque equivalentes a las dimensiones de Libia y, aunque en los últimos 30 años el ritmo de deforestación ha disminuido, la ONU insiste en la necesidad de continuar poniendo en marcha proyectos de reforestación.

En España, la superficie forestal se ha incrementado en un 34% entre 1990 y 2019, colocándose como el segundo país europeo en este sentido. Sin embargo, WWF denuncia que todavía se puede hacer más, ya que estos bosques sólo ocupan un tercio de la superficie total que podrían ocupar.

Pero hay que destacar que en nuestro país existen cada vez más proyectos de reforestación ambiental. ¿Quieres conocer algunos de ellos?

One Oak

Esta startup de complementos sostenibles lidera cinco proyectos de reforestación. En 2019 plantó más de 15.000 árboles autóctonos del país, principalmente en Galicia. En sus iniciativas participan expertos forestales, pero también autoridades locales, vecinos e incluso los clientes y empleados de la empresa. Su objetivo principal es paliar los problemas medioambientales locales, sobre todo a raíz de incendios forestales, contaminación, erosión o desertización del terreno. Se puede colaborar a través de Plantamos tu árbol.

Reforesta

Reforesta es una organización sin ánimo de lucro pone en marcha acciones de desarrollo sostenible y, entre sus programas, incluyen la recuperación de la vegetación para acabar con la desertificación. Entre otras iniciativas, sus voluntarios han plantado más de doce mil árboles en la Sierra de Guadarrama de Madrid.

Plant for the Planet

Se trata de una iniciativa internacional que surgió en Alemania gracias a un niño de 9 años. Ya se ha extendido por decenas de países –entre ellos, España–  y tiene como misión crear una red de embajadores por la justicia climática entre niños y adolescentes. Uno de sus objetivos es plantar el mayor número de árboles y organizan actividades en este sentido por toda la Península Ibérica y Andorra.

Deja un comentario