fbpx

Un aerogenerador es un dispositivo que convierte la energía cinética del viento en energía eléctrica. Su vida útil está entre los 20 y los 25 años, pero la rápida evolución de la tecnología ya permite prolongar esa durabilidad.

PepeNuevo

Un aerogenerador sin palas poco puede conseguir (aunque ya existen los molinos sin aspas). Son éstas las que permiten que comience ese proceso gracias a un giro de entre 13 y 20 revoluciones por minuto, aunque su velocidad puede ser constante o variable.

El viento hace girar a las palas cuando sopla a unos 3,5 metros por segundo y alcanza su máxima potencia con 11 metros por segundo. Curiosamente, con vientos muy fuertes, por encima de los 25 metros por segundo, las palas se colocan en bandera y se frena el aerogenerador para evitar tensiones excesivas en la estructura.

¿Quieres conocer más particularidades de las palas aerogeneradoras? Descubre qué dimensiones tienen y cómo funcionan estos ingentes elementos.

¿Cuál es la medida de una pala aerogeneradora?

El diseño de las palas de un aerogenerador es una auténtica obra de ingeniería cuyo mecanismo debe permitir la correcta circulación del aire para un movimiento efectivo y eficaz de las propias palas.

Sus dimensiones son impresionantes. Hay parques eólicos en el mar en los que las palas aerogeneradoras miden por encima de los cien metros. Eso es casi 1,5 veces más de lo que mide de largo un avión Boeing 747 y poco más de lo que mide el estadio Santiago Bernabéu. De ahí que la fabricación de las palas de un aerogenerador sea tan compleja.

Los grandes aerogeneradores modernos tienen rotores de más de 90 metros de diámetro y las torres tienen entre 25 y 100 metros de altura. Eso significa que, en algún caso, la estructura total de un aerogenerador puede tener una altura de más de doscientos metros, casi la altura de la Torre Eiffel.

Particularidades del diseño de las palas aerogeneradoras

Cuando vimos en este blog cuáles son las partes de un aerogenerador ya hablamos de las palas como una de las partes más importantes (o la que más) porque son las encargadas de recoger la energía del viento, convertir el movimiento lineal en un movimiento de rotación y transmitir esta energía para que el generador pueda transformar ese movimiento de rotación en energía eléctrica. Parece simple, pero no es sencillo de conseguir.

Para que eso funcione, es muy importante el diseño de las palas, muy parecido al de las alas de un avión. Una de las superficies está muy redondeada y la otra es relativamente plana. El viento circula más lento por esa segunda parte.

Yoigo Custom

Su estructura debe ser resistente y rígida, pero de bajo peso para poder ser movida por el viento. Las palas del aerogenerador deben tener un material fácil de fabricar y resistente a los agentes medioambientales. ¿Cuáles son esos materiales?

  • Aleaciones de acero y aluminio.
  • Fibra de vidrio reforzada con resina poliéster.
  • Fibra de vidrio reforzada con resina epoxy.
  • Fibra de carbono o aramidas.
  • Mixtos fibra de vidrio-fibra de carbono.
  • Materiales compuestos de madera, madera-epoxy, o madera-fibra-epoxy.

Por lo general, los aerogeneradores más utilizados son los de tres palas porque son más eficientes ya que son el mínimo de palas necesarias para un correcto funcionamiento permitiendo el equilibrio de la estructura.

Longitud de una pala aerogeneradora

Es la estructura de la torre del aerogenerador la que soporta toda la fuerza del viento y, por eso, su diseño y composición tiene que soportar mucho peso. Para hacernos una idea, más o menos el peso de quince elefantes adultos.

No en vano, tienen que soportar el peso de unas palas que suelen medir en torno a veinte metros.

Pero esto puede variar y, por supuesto, las hay más grandes. En España se han llegado a fabricar palas de aerogenerador con una longitud de 74 metros que incluso han sido exportadas a otros países.

Esto ha ido cambiando con el paso del tiempo y cada vez va aumentando el tamaño de las palas, lo que ha obligado también a ampliar las instalaciones en las que se fabrican.

¿Cómo se fabrica una pala aerogeneradora?

Las palas de un aerogenerador, como ves, cuentan con unas dimensiones y unas características muy especiales que requieren también de un proceso de fabricación extraordinario.

Fabricación de la viga

Es la parte inferior de la pala y está fabricada con fibra de vidrio y carbono preimpregnados con una resina termoestable.

Fabricación de las conchas

Son las partes que recubren las vigas. Están hechas de fibra de vidrio y van cubiertas por una capa de pintura protectora.

Embalaje y curado

Hay que pegar la viga entre las dos conchas. Todo ello pasará por un horno hasta lograr una única estructura firme y resistente.

Acabado

Al terminar los bordes de ataque y salida de la pala, la estructura vuelve a ser revisada antes de que la pala sea trasladada al parque eólico de destino.

Transporte y montaje

Las palas de un aerogenerador, al ser tan pesadas y voluminosas, necesitan medios especializados para su transporte y un equipo humano experimentado para realizar el montaje en los parques eólicos.

Mantenimiento de una pala aerogeneradora

Al tratarse de estructuras tan aparatosas, podríamos pensar que, una vez instaladas, nos olvidamos de ellas y eso, obviamente, sería un error. Las palas de un aerogenerador requieren de un mantenimiento en dos fases:

Preventivo

Se realizan inspecciones periódicas para conocer su estado y localizar posibles desperfectos. Hay diferentes técnicas para llevarlo a cabo:

  1. Desde el suelo, con teleobjetivos de alta precisión.
  2. Subiendo a las palas con grúas, plataformas elevadoras e incluso cuerdas.
  3. En remoto, con la ayuda de drones teledirigidos.

Correctivo

Es la reparación o reconstrucción de las palas para solucionar los daños que sufren en su superficie o en la propia estructura.

¿Se pueden reparar la pala de un aerogenerador?

Como acabamos de decir, las palas de un aerogenerador pueden sufrir desperfectos. Su propio funcionamiento, la acción del viento o el impacto de rayos o de aves, entre otras cosas, pueden causar daños y grietas que deben ser reparados.

Esa tarea la realizan operarios especializados y ese trabajo se hace en altura ayudándose de plataformas elevadoras o de cuerdas. Con la irrupción de los drones, se está estudiando la manera de poder hacerlo de una forma alternativa porque así se evitarían los riesgos para los trabajadores.

Deja un comentario