fbpx

Hoy os traemos uno de esos conceptos que hay que conocer sí o sí. Uno de esos vocablos que muy pronto estarán en boca de todos y que marcarán una era que podría durar muchas décadas. Incluso varias generaciones. El post de hoy se lo dedicamos a la industria 4.0. A todo lo que sabemos sobre ella y a todo lo que esperamos que nos dé, y… ¿sabéis qué? Que no sabemos qué nos resulta más apasionante, ¡esperamos que disfrutéis leyéndolo tanto como nosotros escribiéndolo!

Energygo

¿De qué trata la industria 4.0?

La industria 4.0, también conocida como la 4ª Revolución Industrial, es como se ha llamado al salto de la industria tal y como la conocemos al mundo digital. Los procesos de fabricación tal y como los hemos conocido hasta el momento no son sostenibles. Malgastan energía, recursos económicos, recursos humanos y, además, maltratan a nuestro planeta hasta límites insospechados. Son, en definitiva, poco eficientes a la par que perjudiciales para el medioambiente, y había que hacer algo de una vez por todas.

La respuesta, esta revolución 4.0, ha sido aplicar la tecnología a procesos en los que hace unos años parecía imposible hacerlo.

  • La robótica aplicada a los procesos de fabricación en cadena o al mundo de la logística.
  • El Big Data para analizar todo lo que sucede.
  • La Inteligencia Artificial para utilizar dichos datos y encontrar caminos más directos y mejores para todas las partes gracias a ellos.

En definitiva, la industria 4.0 busca aplicar las tecnologías de la forma más efectiva posible para ser más productivos a la vez que hacemos de nuestro mundo un lugar mucho mejor.

Objetivos principales de la industria 4.0

Cualquier cambio que se aplica en la línea de producción de las grandes empresas busca una cosa muy concreta: obtener mayor rentabilidad. Eso sí, las grandes compañías se han dado cuenta de una vez por todas de que no solo la venta de productos y servicios genera beneficios, y que no todo en este mundo es la generación de ingresos. También hay que vender una filosofía, una forma de ver la vida y de hacer las cosas, y eso es algo que influye muy positivamente en todo lo demás.

De ahí que los objetivos de la industria 4.0 sean bastante variados:

  • Obtener un mayor margen de beneficio optimizando al máximo el proceso industrial.
  • Dañar menos el medioambiente sirviéndonos de energías alternativas para funcionar y encontrando la mejor forma de utilizar nuestros recursos.
  • Facilitar la vida de los operarios poniendo a su disposición maquinaria conectada que realiza su trabajo de forma mucho más efectiva.
  • Crear productos y servicios que se ajusten mucho más a las necesidades reales de los consumidores.

Estas son algunas de las características de la industria 4.0, aunque algunas ni siquiera las hemos descubierto todavía. ¿Para qué sirve la industria 4.0? Principalmente, para soñar con un mundo en el que todo sea un poco mejor que ahora, ¡al final lo conseguiremos!

¿Dónde surgió la industria 4.0?

Cuando hablamos de una revolución industrial, lo hacemos porque ha irrumpido un elemento que, de repente, cambia las normas del juego. Ocurrió con la máquina de vapor, volvió a ocurrir con la aparición de la electricidad a nivel doméstico, lo vivimos una vez más con la automatización industrial y estamos a las puertas de la Cuarta Revolución Industrial. Ahora bien, mientras la historia ha registrado los inicios de las tres anteriores, ¿dónde deberíamos ubicar el comienzo de esta nueva era?

Los expertos hablan del año 2011, en la Feria de Hannover. Fue allí, cuando la domótica apenas daba sus primeros pasos teóricos, donde se habló por vez primera sobre la posibilidad de utilizar maquinaria conectada en la industria. Ahora, con la red 5G operando sin ningún tipo de restricción, solo es cuestión de tiempo que demos el salto definitivo y dicha fecha termine quedando reflejada en los libros de historia.

Yoigo Custom

¿Por qué es tan importante la industria 4.0 en la actualidad?

Tendemos a pensar que la industria 4.0 solo atañe a las empresas. Que no va con nosotros porque, como ya hemos visto, a quienes de verdad parece beneficiar es a los grandes empresarios. Sin embargo, en realidad, la industria 4.0 tiene alcance suficiente como para cambiar aspectos que afecten a toda la sociedad, y enseguida entenderéis el porqué. Cambiar la forma de hacer las cosas no solo afecta a los procesos productivos. También lo hace con los productos finales y los servicios que nos ofrecen, por lo que también cambian nuestras necesidades, así como las formas de cubrirlas.

De este modo, gracias a la industria 4.0 evoluciona la forma de consumir, y también lo que podemos encontrar en el mercado. Nos cambia incluso la mentalidad. Si la aplicación de tecnología rudimentaria cambió para siempre los procesos de fabricación como los conocíamos hace algo más de siglo y medio, la llegada del IIOT marcará un nuevo antes y después en la industria 4.0 en España, ¡y en todo el mundo!

Ejemplos del nuevo tipo de industria

Hablar sobre la Cuarta Revolución Industrial está muy bien, pero… ¿qué mejor que ir al grano y contaros algunos ejemplos de industria 4.0? ¡Así lo entenderéis de maravilla!

  • SEAT: La compañía automovilística lleva años siendo un referente de industria 4.0 a nivel Europeo. Su fábrica ubicada en España, en Martorell, incorpora desde hace tiempo cobots (robots colaborativos), VR (realidad virtual), IA (inteligencia artificial) y Big Data. ¡Todo un ejemplo para seguir dentro de nuestro país!
  • Siemens: Conocimos esta marca por sus smartphones (y por su patrocinio al Real Madrid), pero poco imaginábamos que era uno de los líderes mundiales en industria 4.0. Su planta en Amberg, Alemania, fabrica millones de aparatos al año destinados a conectar tanto sus fábricas como las de miles de empresas que confían en ellos. ¿Lo mejor? Que el 75% de la planta funciona gracias a la robótica, ¡pura definición de industria 4.0!

No sabemos dónde se aplica la industria 4.0 hasta que no rascamos un poco, pero pronto será al contrario. ¡Serán muy pocas las empresas que no se suban al carro para ser más competitivas!

Formación en industria 4.0

Ya os hemos hablado en anteriores ocasiones de estudios y carreras relacionados con el medio ambiente. También de los mejores cursos en energías renovables. Ahora que España se ha planteado funcionar al 100% con este tipo de fuentes de energía para 2050, y que para 2030 se espera haber dado ya un buen mordisco al objetivo, podemos asegurar que, durante las próximas décadas, la formación en industria 4.0 será un valor seguro.

Entendemos que no todos vayáis a comenzar un grado en determinados momentos de vuestra carrera profesional. Sin embargo, aún estáis a tiempo de reciclaros y subiros al carro con un máster en industria 4.0 que os permita estar al día de la evolución del mercado. Además, con el auge de la educación a distancia, lo tenéis más fácil que nunca. Ahora que sabéis lo que es la industria 4.0… ¡aprovechad el momento y no os quedéis atrás!

Deja un comentario