fbpx

El hidrógeno verde -también llamado hidrógeno renovable o e-Hydrogen- es un combustible limpio que permite generar energía cuando la electrólisis del agua se produce haciendo uso de la energía eólica o de la energía solar.

Energygo

Se trata de la mayor innovación como combustible de los últimos años para evitar los efectos del efecto invernadero y del cambio climático.

Es todo un reto para los científicos, pues este gas está llamado a ser una pieza clave en la transición energética, ya que podríamos estar hablando de un combustible ‘infinito’ que no produce emisiones y cuyo único residuo es el vapor de agua.

Además, se trata de una apuesta común de la UE, que forma parte del ambicioso Pacto Verde Europeo como estrategia para lograr el objetivo de una neutralidad en emisiones en el territorio comunitario para 2050.

¿Cómo se obtiene el hidrógeno verde?

La realidad actual nos deja un dato preocupante: en el planeta se producen 120 toneladas de hidrógeno y el 95% se genera a partir de combustibles fósiles, lo que provoca una importante emisión de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera. Es muy contaminante, pero es barato y eso agrava el problema.

A largo plazo, esta manera de producir hidrógeno no es sostenible. Por tanto, para lograr la descarbonización de la economía mundial que plantea la Unión Europea para 2050, los países ya incentivan la producción de hidrógeno verde. Éste se obtiene, como ya hemos mencionado, mediante la electrólisis, que es un proceso que aplica una corriente eléctrica para dividir el agua en hidrógeno y oxígeno. Cuando esa corriente procede de energías cien por cien renovables, el producto resultante es completamente limpio.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) estima que con esta manera de producir hidrógeno se evitaría la emisión de unos 830 millones de toneladas de CO2 cada año, pero genera todavía muchos interrogantes por sus altos costes de producción.

Ejemplos de hidrógeno verde

Muchos países tratan ya de encontrar la manera de resolver sus necesidades energéticas sin dañar el medio ambiente y uno de los retos es lograr la producción de hidrógeno verde a un precio accesible. De momento, sólo se ha usado este método en ocasiones especiales. Por ejemplo, para potenciar las naves espaciales de la NASA.

Pero las presiones para reducir la contaminación ambiental de manera urgente han llevado a diferentes países y compañías a ponerse las pilas en la apuesta por las energías limpias. ¿Cuáles son algunas de ellas?

Yoigo Custom
  • Petroleras como Repsol, BP y Shell ya han lanzado proyectos de hidrógeno verde.
  • Iberdrola lidera un proyecto de desarrollo de hidrógeno verde con la que pretende ser pionera a nivel mundial de esta tecnología.
  • La Unión Europea ha hecho público un plan de inversión en hidrógeno verde con un importante desembolso económico de aquí a 2030.
  • Joe Biden, presidente de Estados Unidos, ha prometido un plan energético en una década para equiparar los costes de producción del hidrógeno verde con las metodologías actuales.

Son sólo algunos ejemplos de todos los pasos que se están dando para conseguir la implantación del hidrógeno verde a medio plazo.

Fuente de energía limpia 

Ya hemos dicho del hidrógeno verde que es una energía limpia porque se produce a través de energías renovables. Además, sólo emite vapor de agua y no genera residuos a la atmósfera.

Esto no ocurre con otros combustibles como el carbón o el petróleo, lo que ha incrementado la demanda del hidrógeno como combustible en las últimas décadas. Pero eso, si no se consigue con un método libre de emisiones contaminantes, no es sostenible para el medio ambiente.

El principal objetivo es abaratar su coste de producción a la mitad para poder utilizar el hidrógeno verde en coches o en calefacciones ecológicas, por ejemplo, lo que permitiría prescindir de otros hidrocarburos. Sería una buena noticia puesto que, además, el hidrógeno tiene tres veces más energía que la gasolina y no genera dióxido de carbono.

Plantas de producción de hidrógeno verde

Con el objetivo de desarrollar cuanto antes un sistema más barato de producción de hidrógeno verde, ya se están poniendo en marcha algunas plantas en las que obtener este gas.

En la Unión Europea ya se han puesto en funcionamiento centrales de este tipo en países como Alemania o Países Bajos, que son dos de los estados más interesados en la experimentación con este tipo de energía. Es el país germano el que ha planteado la mayor planta de hidrógeno verde del mundo, con hasta 1.000 MW de capacidad.

En España, como hemos visto, también se ha avanzado camino en este sentido y hay proyectos de plantas en Ciudad Real o Mallorca, entre otras. En el primer caso, hablamos del proyecto de Iberdrola en Puertollano, que tiene como objetivo convertirse en la mayor planta de hidrógeno verde para uso industrial en Europa, y para ello se prevén invertir 150 millones de euros y dar trabajo a 700 personas. Por tanto, es una apuesta de futuro, tanto desde el punto de vista medioambiental como desde el punto de vista económico.

Ventajas y desventajas del hidrógeno verde

Con lo que te hemos contado, ya te puedes hacer una idea de algunas de las ventajas y desventajas de la producción del hidrógeno verde, pero podemos verlo con más detalle.

Ventajas:

  • Es 100% sostenible.
  • Es fácil de almacenar.
  • Es versátil, lo que permite transformarla en electricidad o combustibles sintéticos.
  • Es transportable, y puede hacerse a través de los mismos conductos que el gas natural.

Inconvenientes:

  • El proceso de producción es muy costoso.
  • Requiere más energía que otros combustibles, lo que significa un mayor gasto energético.
  • El hidrógeno es un elemento muy volátil e inflamable, lo que requiere de mucha seguridad y vigilancia para evitar accidentes como fugas y explosiones.

Todo tiene sus pros y sus contras pero, puesto todo esto en la balanza, el hidrógeno verde puede ser una buena solución de futuro para cuidar del medio ambiente. Lo que hay que seguir investigando es la mejor manera de hacerlo a un coste eficiente y con las condiciones óptimas de seguridad.

Deja un comentario