fbpx

Desde que comenzó la revolución industrial, el ser humano ha incrementado exponencialmente su calidad de vida y descubierto numerosos avances tecnológicos. Pero por el camino, hemos provocado graves alteraciones en el ecosistema de la Tierra que pueden ser irreversibles. ¿Quieres saber lo que causa el cambio climático? ¿Qué herramientas tenemos para solucionarlo? Pues no te pierdas nuestra entrada de hoy, ya que veremos qué es el efecto invernadero y todos los problemas que se derivan del calentamiento global.

PepeNuevo

¿Por qué se produce el efecto invernadero?

Hay que tener en cuenta que el efecto invernadero es un fenómeno totalmente natural e imprescindible para el desarrollo de la Tierra. Nuestro sol calienta la superficie del planeta, que a su vez emite energía calorífica que se eleva hasta al atmósfera. Una vez allí, parte de esta energía es retenida por una serie de gases, que ayudan a regular la temperatura en torno a los 14º de media. Sin la acción de estos gases, es decir, sin el efecto invernadero, no sería posible la vida.

¿Quién produce el efecto invernadero?

Sin embargo, el hombre lleva más de un siglo utilizando el carbón, el petróleo, el gas y otros combustibles fósiles. ¿El resultado? Se han acumulado en la atmósfera una ingente cantidad de gases, especialmente dióxido de carbono y metano. Que retienen más calor de lo necesario y causan el aumento de las temperaturas en el planeta. Este fenómeno se conoce como cambio climático o calentamiento global, del cuál tanto los países como las grandes empresas y consumidores somos responsables.

efectos invernaderos gases¿Qué gases provocan el efecto invernadero?

Los gases de efecto invernadero (GEI) pueden estar originados de forma natural o bien por la acción del ser humano. El más importante de todos es el dióxido de carbono (CO2), que en su mayoría está provocado por la industria o el transporte.

Aunque también tenemos el metano (CH4), que surge de la descomposición orgánica. El óxido nitroso (N2O), típico de los fertilizantes de las explotaciones agrarias y los tubos de escape. Los clorofluorocarbonos (CFC), que están presentes en los aerosoles. O el ozono troposférico (O3), un compuesto orgánico que se genera entre otras causas por el uso de disolventes.

¿Qué se puede hacer para solucionar el efecto invernadero?

La generación de electricidad supone aproximadamente un 25% del total de gases de efecto invernadero. Otro 25% se origina por la agricultura intensiva. Algo más de un 20% de los GEI son debidos a la industria y un 15% a los medios de transporte. El resto, se divide en la construcción y otros sectores energéticos. Como puedes comprobar, si queremos solucionar este problema, no queda otra que apostar decididamente por fuentes de energía alternativas que sean 100% limpias y renovables.

Además, los ciudadanos de a pie podemos marcar la diferencia simplemente cambiando algunas de nuestras costumbres cotidianas. En este sentido, es muy importante la regla de las 3 R (reducir, reutilizar y reciclar). También sería buena idea que acudieras al trabajo en bicicleta o patín eléctrico. No te olvides de incluir en tu dieta productos ecológicos que no lleven pesticidas químicos. Y utiliza solo la electricidad o el agua indispensable.

El efecto invernadero y el cambio climático

Como hemos visto, se trata ante un fenómeno natural y beneficioso para el planeta. Aunque en el último siglo, la acción del hombre ha desestabilizado por completo la cantidad de gases que se acumulan en la atmósfera. ¿Cuáles son las consecuencias del efecto invernadero? El aumento de las temperaturas está directamente relacionado con el deshielo de los casquetes polares. Enormes masas de hielo que podrían aumentar el nivel del mar e inundar muchas zonas costeras.

Otro enorme problema es la progresiva desertización del paisaje, causado por el calor extremo y la ausencia de lluvias. Que a largo plazo afecta a la agricultura, ganadería y otros recursos de alimentación básicos. También cambia la periodicidad de las estaciones. Algo que quizás a nosotros nos pase desapercibido, pero que tiene fatales consecuencias para la reproducción y migración de numerosas especies animales.

Yoigo Custom

En definitiva, si no tomamos medidas ya y concienciamos a las próximas generaciones, nuestro planeta perderá poco a poco su habitabilidad y recursos naturales.

Señales del planeta sobre el cambio climático

Los científicos llevan décadas avisándonos de que el cambio climático provocaría fenómenos ambientales extremos. Uno de los más llamativos son las tormentas tropicales, especialmente en la zona del Pacífico, donde se han registrado ciclones con una fuerza que no se veía desde los años 90. Otro de los efectos del cambio climático son las lluvias torrenciales. Un excelente ejemplo lo tuvimos en 2017 en la India, que padeció la peor inundación de su historia desde 1920.

También son llamativas las olas de calor y sequías, que nos resultarán familiares porque podemos experimentarlas en España. Aunque los que las sufren son sobre todo los países del norte de Europa, con veranos cada vez más calurosos y lluvias escasas y espaciadas. Y por último, hablaremos de los incendios forestales masivos, que devastaron hace poco casi 50.000 hectáreas en Galicia. Cifra que palidece comparada con las más de 400.000 hectáreas de bosque que se perdieron en California en 2018.

Hasta aquí nuestra entrada de hoy, en la que hemos visto que es efecto invernadero, los gases que lo provocan y sus consecuencias para el planeta. ¿Qué te ha parecido? ¿Estás dispuest@ a echar a una mano para salvar el ecosistema? ¿Reciclas, reutilizas y reduces todo lo que puedes? ¿Tienes algún método particularmente efectivo? Pues no te cortes ni un pelo y háznoslo saber en los comentarios. ¡Nos vemos!

 

Deja un comentario