fbpx

Habrás escuchado en numerosas ocasiones eso de que nos estamos cargando el planeta, que estamos agotando sus recursos y que lo estamos sobreexplotando. Por fortuna, cada vez son más las personas, las empresas y los gobiernos concienciados e implicados con la necesidad de implantar nuevos sistemas de producción de bienes y servicios menos nocivos con nuestro medio ambiente.

PepeNuevo

Muchos de nosotros -cada vez más- tratamos de poner de nuestra parte para cuidar del lugar en el que vivimos, pero la acción de un individuo solo o de sólo unos pocos no es suficiente para conservar el planeta.

Encaminada a lograr un mundo cada vez más sostenible surge como alternativa al modelo económico lineal tradicional la llamada economía circular, una forma sostenible de seguir funcionando sin miedo al deterioro de nuestro entorno. ¿Quieres saber en qué consiste y cuáles son los beneficios que ofrece? Estás en el post indicado.

Realmente, ¿qué es la economía circular?

La economía circular, por definición, es la implantación de un modelo económico y social de producción de bienes y servicios basado en un compromiso con el medio ambiente.

Para ello, es imprescindible tomar medidas encaminadas a aprovechar al máximo los recursos naturales, prolongar la vida útil de los materiales y reducir la generación de residuos. Son tres reglas básicas.

Se llama economía circular porque el ciclo vital de un producto no tiene estrictamente un principio y un fin, sino que se les intenta dar una segunda vida aprovechando todos los recursos posibles cuantas veces sea posible.

¿Cómo funciona la economía circular?

La idea es convertir los residuos en materias primas con las que poder producir de nuevo esos productos en el futuro con el menor impacto sobre el medio ambiente.

Los bienes o servicios que se producen están pensados desde el punto de vista de la sostenibilidad y, por ello, deben seguir la premisa de la reutilización constante. Y de ahí se dice que la economía circular se basa en la regla de las siete Rs, un ciclo que se repite sin principio ni fin:

  1. Rediseñar
  2. Reducir
  3. Reutilizar
  4. Reparar
  5. Renovar
  6. Recuperar
  7. Reciclar

Ejemplos de economía circular

Son cada vez más las compañías de todo el mundo que dirigen sus pasos a cuidar del planeta a la par que mejoran su rendimiento empresarial. En la actualidad es posible encontrar sobre economía circular ejemplos de buenas iniciativas que contribuyen a crear un planeta más sostenible.

Yoigo Custom

El caso global de Coca-Cola

Podemos hablar del caso de Coca-Cola como uno de los más importantes por su incidencia y repercusión en todo el planeta. La compañía apuesta por un modelo de economía circular que lucha contra el cambio climático desde hace años y lo hace a través de diferentes propuestas:

  • Envases respetuosos con el medio ambiente.
  • Fomento del reciclaje entre la población a través de sus botellas.
  • Reducción de la emisión de contaminación en sus centros de producción y distribución.

Ecoembes: un ejemplo a nivel nacional

En España son también muchas las empresas comprometidas con el medio ambiente que proponen proyectos innovadores de economía sostenible. Ecoembes se centra en el reciclaje como la mejor forma de cuidar el medio ambiente y de promover un modelo de producción sostenible.

Ha impulsado un centro de innovación basado en los principios de la economía circular (TheCircularLab), donde se investiga cómo mejorar sus envases para ser cada vez menos contaminantes. Y tratando de implicar a otras empresas en esta misma senda, con diseños ecológicos que no sean nocivos para el medio ambiente.

Actores que intervienen en la economía circular

La implantación de la economía circular por delante de la economía lineal debe contar con la implicación de todos.

Este sistema de producción sólo es efectivo si intervienen en él todos los actores con cierta cuota de poder a la hora de decidir. En este caso, por tanto, la economía circular depende del compromiso de las empresas pero también de las administraciones, que en definitiva son las que dictan las leyes.

Los gobiernos ya están regulando un modelo económico sostenible a medio y largo plazo, tanto a nivel nacional como supranacional.

Así, en Europa se están marcando las directrices para desarrollar sistemas de producción de bienes y servicios mucho menos nocivos con el medio ambiente, a través de iniciativas como el pacto verde europeo. Y en España se incluyen políticas concretas con el año 2030 como horizonte para lograr los objetivos. ¿Cuáles son esas metas?

  • Reducir el consumo de materiales en un 0% respecto al PIB.
  • Mejorar la eficiencia en el uso de agua en un 10%.
  • Reducir la generación de residuos un 15%.
  • Reducir la emisión de CO2.
  • Reducir los residuos alimenticios.

Lograr todos estos objetivos también requiere de la concienciación de la población. No basta con que las administraciones públicas pongan las normas y las empresas se acojan a ellas. También es importante que los ciudadanos demos mayor valor a los productos y servicios que consumimos que son fruto de una economía circular con conciencia sostenible. También está en nuestra mano que no se rompa la cadena.

Ventajas de la economía circular

Cuando más extendido esté el sistema de producción de economía circular, más cerca estaremos de cumplir los objetivos principales. ¿Cuáles son los beneficios de la economía circular?

Apuesta por la sostenibilidad

La principal ventaja de la economía circular es que busca un modelo de producción sostenible, lo que consigue mediante:

  • Una disminución del uso de recursos.
  • Una menor generación de residuos.
  • La limitación del consumo de energía

Creación de riqueza y empleo

Un modelo diferente de producción en las empresas requiere de la especialización de los trabajadores y eso puede suponer una oportunidad laboral para quienes se dedican a este campo. Además, los cambios en el consumo pueden significar un impulso para sectores concienciados con el medio ambiente.

Promueve la innovación tecnológica

Un cambio en el modelo productivo también requiere de propuestas creativas, de nuevas maneras de presentar al consumidor los productos y los servicios que se le ofrecen. Y esa necesidad de innovar puede ser un paso adelante en el desarrollo tecnológico de la sociedad.

Deja un comentario