fbpx

Nos sorprenderíamos de la cantidad de elementos de nuestro día a día que contienen plástico y que, por culpa de su uso masivo y habitual, provocan serias consecuencias para nuestro entorno y para nuestra propia salud. Por eso, los distintos gobiernos ya han tomado una serie de medidas contundentes con el objetivo de la sostenibilidad del planeta como base principal.

PepeNuevo

En este post vamos a ver qué son los llamados plásticos de un solo uso y cuáles son esos artículos cotidianos en los que los podemos encontrar a diario y que deberíamos reemplazar más pronto que tarde para evitar sus efectos nocivos en el medio ambiente.

¿Qué son los plásticos de un solo uso y por qué evitarlos?

Los plásticos de un solo uso son todos esos artículos de este tipo de material que se tiran y, en la mayoría de los casos, ni siquiera se reciclan.

Hay datos que apuntan que se producen cada año unos 300 millones de toneladas de plástico, de los que sólo se reciclan entre el 10 y el 13 por ciento.

WWF recuerda que algunos plásticos sólo los usamos cinco minutos pero luego tardan 400 años en desaparecer y apunta también que usamos cinco billones de bolsas de plástico al año, que la mitad de los plásticos que consumimos son de un solo uso y que el 10 por ciento de todos los desechos generados son plásticos.

El plástico se encuentra presente incluso en artículos que no nos imaginaríamos, como en la propia comida. Según las Naciones Unidas, el 90% del agua embotellada y el 83% del agua del grifo contienen partículas de plástico.

La Universidad de Georgia ya alertó en 2015 de que se vertían en los mares ocho millones de toneladas de plástico al año.

Es más, los animales comen microplásticos y, como luego consumimos las personas esos animales, estamos ingiriendo unas dos mil pequeñas piezas de plástico a la semana, unos 21 grados al mes.

Con estos escalofriantes datos sobre la mesa, comprobamos que éste es un gran problema para la sostenibilidad del medio ambiente y, por tanto, que debemos evitar este material y buscar alternativas a los plásticos de un solo uso.

Yoigo Custom

Ley de plásticos de un solo uso en España

Europa prohibirá en 2021 la venta de plásticos de un solo uso. Eso ha obligado al Gobierno español a poner en marcha la Ley de Residuos y Suelos Contaminados.

Los objetivos de esta nueva normativa son reducir el impacto de los plásticos de un solo uso e impulsar la economía circular.

Para empezar a reducir su presencia en nuestro entorno, la ley de plásticos de un solo uso en España establece algunas limitaciones y restricciones e introduce un impuesto indirecto que recaerá sobre la fabricación, importación o adquisición de envases de plástico no reutilizables.

Ejemplos de plásticos de un solo uso

Como te decimos, el plástico no sólo está presente en lo visible, sino que también lo encontramos en lugares donde ni sospecharíamos. Por eso es imprescindible la reducción de plásticos de un solo uso.

Para ello, debemos conocer dónde encontramos este tipo de elementos para tratar de evitar su utilización. Veamos dónde podemos encontrar plásticos de un solo uso con ejemplos:

Botellas de agua

Las botellas de plástico de un solo uso, las desechables, son de uso tan cotidiano que se compran en torno a un millón de ellas cada segundo y sólo se recicla el 20 por ciento.

Además, aunque nos empeñamos en reutilizarlas, eso también es perjudicial para nuestra salud porque contienen sustancias nocivas que nos llevamos una y otra vez a nuestro organismo.

Lo mejor, por tanto, es usar botellas reutilizables.

Pajitas y cubiertos

¿Cuántas veces hemos utilizado platos, vasos, cubiertos o pajitas de plástico? Y no sólo en casa, habitualmente, también en bares y restaurantes.

Estos elementos dañan el medio ambiente y son un peligro para la fauna marina, entre otras cosas. Por eso es importante buscar sustitutos del plástico de un solo uso, como las pajitas de papel, para no contribuir más al deterioro medioambiental.

Bolsas de plástico

Una de las formas de evitar los plásticos de un solo uso en España fue obligar a los comercios a cobrar las bolsas de plástico.

Así se reducía su presencia y se empleaban alternativas como el papel o materiales biodegradables, pero es elemental que los propios consumidores rechacemos el uso del plástico.

Film plástico para almacenar alimentos

Como vemos, el plástico se encuentra presente en lo más cotidiano, como en el film que utilizamos como envoltorio para los alimentos.

Pero, aunque sea difícil eliminar de golpe todos los envases de plásticos de un solo uso, hay alternativas como los recipientes de cristal, que son más ecológicos y sostenibles y más saludables.

Medidas para reducir los plásticos de un solo uso

Con la prohibición de los plásticos de un solo uso, Europa se marca como objetivo la reducción de los productos de plástico de un solo uso al 70% en el año 2030, consiguiendo progresivamente que la sociedad se adapte a la normativa.

El plan de acción es el siguiente:

  • 2021: Se prohibirá la introducción de plásticos de un solo uso en el mercado.
  • 2023: Se prohibirá la distribución gratuita de plástico.
  • 2026: Reducción a la mitad de la comercialización de envases de plástico en los productos.
  • 2029: Obligación de los países de recoger el 90% de las botellas de plástico.
  • 2030: Garantizar que el menos el 30% de los recipientes provengan de material reciclado.

Alternativas a los plásticos de un solo uso

No deberíamos esperar a que la legislación nos obligue a un uso restringido del plástico. Nosotros mismos ya podemos tomar medidas para cuidar el medio ambiente y cumplir con esa normativa que no está tan lejos de ser una realidad.

¿Qué puedes hacer tú para evitar los plásticos que tienen un solo uso?

  • No usar pajitas o, en todo caso, utilizar las de tipo reutilizable o recicladas.
  • Usar recipientes de vidrio.
  • Hacer la compra con bolsas reutilizables y rechazar las de plástico en el supermercado.

Deja un comentario