fbpx

La energía eólica es uno de los recursos más antiguos explotados por el ser humano, ya que los actuales aerogeneradores funcionan de forma parecida a los tradicionales molinos de viento. Se basa en transformar la energía del movimiento de las palas accionadas por el viento en electricidad, por lo que supone una fuente de energía limpia y sostenible.

PepeNuevo

¿Quieres poner tu granito de arena para cambiar el planeta? ¿Te gusta estar al día sobre las nuevas tecnologías renovables? Pues entonces te aconsejamos que no te levantes del asiento, ya que en la entrada de hoy vamos a hablar del mantenimiento de los molinos eólicos y las principales partes que los componen.

El mantenimiento de aerogeneradores ✅

Los molinos eólicos que se fabrican en la actualidad están diseñados para tener una vida útil de 20 años o 100.000 horas. Hay que tener en cuenta que estos enormes aerogeneradores no funcionan cuando no hay suficiente viento. O por el contrario, cuando su fuerza es demasiada elevada, por lo que de media están operativos el 60% del tiempo.

Estas estructuras están sometidas a grandes presiones, por lo que es indispensable que un técnico de energía eólica realice inspecciones regulares dos veces al año. Para así asegurarse de que todo marcha bien, lubricar los componentes y realizar reparaciones para prevenir problemas de mayor envergadura en el futuro.

Las técnicas de inspección son muy variadas. Algunas compañías utilizan robots capaces de trepar por los laterales de la torre hasta más de 100 metros de altura. Están equipados con potentes cámaras, por lo que el ingeniero desde tierra tendrá imágenes precisas de todo lo que ocurre arriba. Aunque en la mayoría de los casos no queda otra que subir hasta la turbina en persona, usando el ascensor o escaleras situadas en el interior de la torre y equipo de escalada para evitar cualquier accidente.

Si es necesario reparar las aspas, no queda más remedio que salir de la zona de seguridad de la cabina. Una tarea muy compleja que requiere una excelente forma física para combatir los fuertes vientos y profesionales altamente cualificados con conocimientos y experiencia. De hecho, los técnicos de mantenimiento de aerogeneradores son una de las profesiones más demandas en el mercado actual.

Las tareas de mantenimiento más habituales corresponden a la comprobación de pernos, pares de apriete y engrases. Así como la revisión del generador o el cambio de aceite de la multiplicadora o el grupo hidráulico. Aunque también tendremos que llevar a cabo inspecciones sobre otros elementos como la cimentación, especialmente si aparecen grietas en la tierra alrededor de la torre.

Partes de un molino eólico 👌

Las turbinas eólicas o aerogeneradores están formados por una serie de sistemas mecánicos, eléctricos y estructurales que se pueden clasificar en internos y externos. Los primeros están instalados dentro de la góndola, mientras que los segundos se pueden ver desde fuera.

Cimentación

Se encarga de soportar todo el peso de la estructura del molino eólico, así como las fuertes rachas de viento. La cimentación se divide entre el anclaje y la zapata, que está fabricada con hormigón y reforzada con una guía de hierro.

Yoigo Custom

Torre

La torre aguanta el rotor y la góndola, que está situado a la mayor altura posible para aprovechar mejor la fuerza del viento. Son habituales las torres tronco-cónicas de diámetro decreciente, ya que este diseño ha demostrado sobradamente su resistencia.

aspas de molino

Puntos de acceso

Muchos aerogeneradores modernos cuentan con un montacargas eléctrico para elevar a una o dos personas con el equipo y herramientas necesarios. Además, la normativa obliga a que haya otro punto de acceso mediante escaleras, que deben contar con plataformas de descanso, sistemas anticaídas y todas las medidas de seguridad necesarias.

Góndola

La góndola es una parte del molino eólico que alberga el generador, el multiplicador y los dispositivos de control para orientarla. Descansa sobre un anillo para permitir el giro, que está alimentado por motores vinculados a una rueda dentada. Toda la estructura puede estar construida en metal, aunque en los últimos tiempos es común usar fibra de vidrio.

El objetivo de todo esto es que las palas de la turbina del aerogenerador siempre estén perpendiculares al viento, ya que de lo contrario reducirían notablemente su vida útil por el desgaste y podrían provocar averías mucho más complicadas de solucionar.

Rotor

El rotor es una pieza que transforma la energía cinética de las aspas en energía mecánica. Es indispensable que posea una gran área de alcance, ya que incrementará la potencia del molino eólico y la electricidad producida. A su vez, está integrado por las palas, los rodamientos, el buje y el eje principal.

Multiplicadora

Por último, veremos la caja multiplicadora, que se encarga de aumentar la velocidad del rotor para adaptarse a los distintos parámetros de los aerogeneradores. En pocas palabras, el rotor provoca el giro de un eje lento. Que gracias a este dispositivo pasa de 15 revoluciones por minuto a aproximadamente 1.500, que es la velocidad estándar en los molinos eólicos actuales.

Y hasta aquí la entrada de hoy, en la que hemos hablado del mantenimiento de los aerogeneradores y sus partes más importantes. ¿Qué te ha parecido? ¿Crees que este tipo de energía sostenible marcará la agenda verde en el futuro? ¿Sustituirá a los combustibles fósiles? No te cortes ni un pelo y dinos lo que piensas en los comentarios. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario