fbpx

Seguro que has visto en Internet un montón de aplicaciones para ahorrar dinero que prometen resultados espectaculares. Sin embargo, a la hora de la verdad la mayoría de ellas tienen una efectividad bastante limitada. ¿Quieres conocer la técnica definitiva que más está dando que hablar en la actualidad? Pues sigue leyendo, ya que en esta entrada vamos a descubrir el método Kakebo 2020. Veremos cómo ahorrar en las facturas del suministro y otros gastos importantes. Y finalmente, mostraremos algunos consejos para sacarle el máximo partido. ¡Comenzamos!

PepeNuevo

El método Kakebo ㊙️

El Kakebo, que en castellano significa algo así como “libro de cuentas para la economía doméstica”, se ha convertido en uno de los ejemplares más vendidos en España en los últimos años. Propone un método que nos enseña cómo ahorrar en nuestros gastos diarios, llevando para ello las cuentas en una agenda especialmente diseñada. ¿Se trata por tanto de una herramienta novedosa?

No precisamente, el método Kakebo tiene su origen a principios del siglo XX. Más concretamente en 1904, cuando la autora Fumiko Chiba publicó un libro titulado Kakeibo: El arte japonés de ahorrar dinero. En sus páginas nos cuenta que la precursora de esta idea fue Hani Motoko, la primera periodista mujer de Japón. Tenía como objetivo ayudar a las esposas a gestionar la economía doméstica. Y ahorrar en casa hasta un 35% de los gastos. ¿Cómo? A continuación, conoceremos las claves de esta herramienta.

Ahorrar en casa 💵

Kakebo te propone un reto desafiante. Tendrás que demostrar un enorme autocontrol para gastar solo lo imprescindible. Y nunca más de lo que ingresas. Para ello, primero debemos saber exactamente dónde se va el dinero. Una tarea algo tediosa pero esencial para obtener el éxito. Debes anotar en la libreta oficial Kakebo todos tus gastos e ingresos fijos mensuales, trimestrales y anuales. Este será tu punto de partida para organizar todo el conjunto.

¡Espera! ¿Una libreta? ¿No una app? A los más jóvenes igual les resulta raro, pero el método Kakebo es totalmente analógico. Sí, tendrás que usar una libreta y un boli para apuntar las cosas. ¿Por qué? Según los defensores de esta propuesta, porque así seremos más consciente de todo lo que gastamos. Vale. Una vez determinados nuestros gastos fijos, que entran dentro de la categoría de supervivencia, los restamos a nuestros ingresos fijos. Con la cantidad que queda es con la que podemos trabajar. Ahora tendrás que proponerte una meta: ¿cuánto quieres ahorrar?

Establece un presupuesto realista para todo el mes. En otras palabras, fija una cantidad semanal o mensual que puedes gastar y no la superes bajo ningún concepto. Si tienes la libreta Kakebo original verás que aparecen un lobo y un cerdo. El primero representa los gastos y el segundo el ahorro. Nuestro objetivo será evitar que el lobo llegue a devorarlo. Y para ello, no nos quedará otra alternativa que controlar lo que gastamos.

método kakebo

Maneras de ahorrar 📉

Kakebo 2020 divide los gastos en distintas categorías. Dentro de supervivencia están todos los gastos ineludibles y fijos, como es el caso del alquiler o la hipoteca, la comida o el transporte. En ocio y vicio todo el dinero que empleas en tu tiempo libre. También tenemos cultura, que está relacionada con la anterior pero hace referencia al cine, teatro, gimnasio… En fin, todo aquello que mantiene nuestro cuerpo y mente sanos. Y finalmente, en la categoría Extras entrarían todas las emergencias. Como la reparación del coche tras un accidente.

Ahora que sabes exactamente cuánto gastas y en qué lo gastas, podemos empezar a tachar todas aquellas cosas que no son necesarias. Esto es algo muy personal. Por ejemplo, algunos usuarios pueden prescindir sin problemas de las cervezas después del trabajo. Mientras que otros no están dispuestos bajo ningún concepto. ¡Establece tus prioridades! En cualquier caso, presta especial atención a los denominados gastos hormiga. Es decir, aquellos que por separado son insignificantes. Pero sumados pueden llegar a suponer una suma considerable.

Cuando acabe el mes, haz un balance. De esta forma, verás si has conseguido llegar al objetivo que te propusiste. En qué te has gastado el dinero y todos aquellos apartados en los que podemos seguir ahorrando. No te agobies si al principio no funciona o la cantidad de dinero obtenida es muy pequeña. Lo importante es que adquieras la costumbre de gastar siempre lo indispensable. Y te comprometas al 100% con la meta establecida en la libreta Kakebo 2020.

Yoigo Custom

Ahorro energético 💡

Además de planificar la comida en casa y reducir los gastos innecesarios, conseguir la eficiencia energética supondrá un enorme alivio a fin de mes. Existen distintas maneras de ahorrar energía. Por ejemplo, instalado paneles fotovoltaicos. O utilizando otras fuentes renovables y limpias como la geotermia. Aunque la instalación es bastante costosa, en unos 5 años la habrás amortizado por completo. A partir de entonces, toda la electricidad, calefacción o agua caliente de tu vivienda te saldrá completamente gratis. Además del ahorro de energía eléctrica, no dependerás de las compañías de suministros y sus precios que aumentan constantemente.

Por supuesto, el consumo responsable es esencial. No dejes la luz encendida en habitaciones en las que no hay nadie. ¡Tampoco la calefacción! Dúchate en vez de bañarte, ya que gastarás mucha menos agua. Y de paso, acostúmbrate a reciclar, una costumbre que es muy beneficiosa para nuestro bolsillo y la salud del planeta. Finalmente, si tus electrodomésticos tienen ya algunos años, quizás sea buena idea sustituirlos por nuevos aparatos ecológicos y más eficientes desde el punto de vista energético. Que te permitirán disfrutar de un considerable ahorro de luz y agua durante todo el año.

2 Comments

  • Avatar Lucia dice:

    ¡Qué interesante! investigaré un poco más sobre el tema. Falta me hace aclarar un poco mejor los gastos mensuales y este método por poco que ayude, mejorará algo.

  • Avatar Lourdes dice:

    Yo ya he empezado con el método y de momento me va genial! estoy super motivada! ¿Alguién más por aquí que se haya sumado?

Deja un comentario