fbpx

Conoce la definición de Hidrobiología | E-renovables

La biología es la ciencia que estudia la estructura de los seres vivos y de sus procesos vitales. Pero cada especie habita en unas condiciones específicas que hacen que esta rama científica haya tenido que dividirse en diferentes especialidades.

¿Qué es la hidrobiología?

La hidrobiología es la parte de la biología que estudia a los animales y plantas que habitan en el agua.

Esta rama de la biología se ocupa del estudio de los ambientes acuáticos, que pueden ser de dos categorías en función de su grado de salinidad:

  • Limnología: Es la parte que se encarga de estudiar las aguas continentales o dulces, que se caracterizan por tener una baja concentración de sales.
  • Oceanografía: Es la rama que estudia los ambientes acuáticos con alta concentración de sales, es decir, los mares y los océanos. 

Los ecosistemas acuáticos son los que ocupan la mayor parte del globo terrestre, lo que quiere decir también que hay muchos grupos de organismos diferentes.

La hidrobiología es la ciencia que se encarga del estudio de todos esos seres vivos desde el punto de vista biótico, es decir, en un intento por comprender cómo es la vida dentro de un ecosistema acuático, tanto de manera individual como grupal.

Ejemplos de estudios en hidrobiología

Dentro de todas las aplicaciones que tiene esta rama de la biología, la hidrobiología sirve para ‘corregir desperfectos’. La hidrobiología cobra gran importancia a la hora de detectar impactos ambientales, determinar su origen y corregirlo si fuera necesario, ya que las comunidades acuáticas son muy indicativas de este tipo de situaciones.

  • Un buen ejemplo de esta utilidad de la hidrobiología lo encontramos en un estudio realizado en 2018 en el Golfo de México, en el cual se detectaron ciertas necesidades alimentarias del langostino nativo de esa zona. A través de varias pruebas de alimentación con diferentes tipos de dietas se pudo beneficiar su crecimiento, lo que significa que este desarrollo de los langostinos tiene una utilidad para su posterior explotación industrial.

Otro ejemplo de los beneficios de la hidrobiología se vio en el Mar Muerto en 2016, cuando se concluyó que la composición del sedimento era un factor determinante para la ubicación espacial de los camarones en esta zona.