fbpx

Conoce la definición de Contaminación térmica

Cuando hablamos de tipos de contaminación, es posible que la contaminación térmica sea una de las últimas en las que reparemos. ¿Qué contaminación podrían provocar el calor o el frío? Son sensaciones presentes en la naturaleza, nosotros mismos lo notamos tanto en verano como en invierno, ¿verdad? Es precisamente este desconocimiento el que convierte a este tipo de contaminación en algo tan peligroso. Y es que, el no ser conscientes del daño que provoca, hace que vayamos con mucho menos cuidado, ¡pero ha llegado el momento de saber a qué nos enfrentamos cuando hablamos de contaminación térmica!

¿Qué es la contaminación térmica?

Como dicen los futboleros, vamos a empezar dando una definición de contaminación térmica ‘cortita y al pie’. O lo que es lo mismo, vamos a ir al grano. Contaminación térmica es toda aquella variación brusca de temperatura de un ecosistema ocasionada por la acción del hombre. Obviamente, esta será más contaminante cuanto más perjudiciales sean sus efectos sobre la flora y la fauna del lugar en cuestión, pero… ¿cómo se produce la contaminación térmica? Pues, básicamente, durante el proceso industrial. La principal afectada de este tipo de contaminación suele ser el agua, y por tanto la biodiversidad que habita en ella, ya sea en el mar, un río o un lago, aunque también puede producirse en el aire.

Ejemplos de generación de contaminación térmica

El ejemplo más claro de generación de contaminación térmica lo encontramos en las empresas que necesitan agua para refrigerar sus acciones. Es el caso de las centrales térmicas, que utilizan el agua para disipar el calor de sus generadores, hecho que hace que la devuelvan al medio mucho más caliente. Esto acaba con la vida de animales y plantas, lo que hace que la biodiversidad en el entorno de dicha central sufra hasta límites insospechados. “Ya, pero en el aire no ocurre eso, porque el calor se disipa”, estaréis pensando, pero… ¿a cuántos pájaros habéis visto en una zona de alta concentración de máquinas de aire acondicionado? ¡La contaminación térmica está mucho más presente en nuestras vidas de lo que pensamos!