fbpx

Conoce la definición de Caudal ecológico

Para hablar de lo que es el caudal ecológico de un río o canal de agua, antes debemos tener clara la diferencia entre cauce y caudal, dos conceptos que tendemos a utilizar como sinónimos, pero que no lo son. El cauce es el surco del terreno por el que discurre el agua, el camino que esta sigue hasta su desembocadura, mientras que el caudal es el volumen de agua que discurre por el cauce. Y una vez habiendo dejado claro esto, pasemos a la definición de caudal ecológico, ¡aunque seguro que algo os imagináis ya!

¿Qué es el caudal ecológico?

Puede que el concepto del caudal ecológico nos suene de algo, y es que es uno de los primeros a los que se alude cuando se proyecta un trasvase de agua de una zona geográfica a otra. Básicamente, el caudal ecológico es el agua que se necesita a lo largo del cauce para satisfacer el entorno natural de este. Para que nos entendamos, el agua mínima necesaria para preservar la vida a lo largo del recorrido del río o el canal.

Sí, puede que más arriba podamos pensar que eliminar un volumen determinado no haría ningún daño a la naturaleza, pero… ¿llegaría el caudal suficiente a la parte baja del río como para que no se generen problemas biológicos por dicha pérdida de volumen? ¡Ahí está el quid de la cuestión!

¿Cómo se mide el caudal ecológico de un río?

El caudal ecológico de un río, como todo aquello en lo que hay implicados intereses económicos, no resulta sencillo de determinar. De ahí la importancia de elaborar planes hidrológicos fiables que realmente estimen, con datos, cuánta agua puede extraerse, si es que se puede, sin que los ecosistemas que dependen directamente de ella vean afectado su correcto desarrollo. El Plan Hidrológico del Río Ebro, por ejemplo, estima que el caudal ecológico del río más caudaloso de España es de un 10% de su caudal histórico medio.