fbpx

Conoce la definición de Auditoría ambiental

Lo más probable es que a estas alturas del cuento hayas escuchado hablar, y no pocas veces, sobre auditorías ambientales, ¿pero sabrías decir qué son exactamente? ¿o qué organismos deben someterse a ellas? Hoy vamos a contarte todo lo que debes saber sobre una auditoría ambiental.

¿Qué es una auditoría ambiental?

La auditoría ambiental es un proceso al que las organizaciones, de momento, se someten de forma voluntaria. Su objetivo es determinar su posición medioambiental, o lo que es lo mismo, ver qué cosas están haciéndose bien y en cuáles se necesita mejorar. Las empresas comprometidas con el medioambiente buscan que sus acciones comerciales repercutan lo menos posible en el ecosistema, y por suerte esta preocupación parece estar extendiéndose cada vez más. ¿Y qué pasa si aún no nos hemos puesto a ello? Absolutamente nada, nunca es tarde para volverse un poco más verde y afrontar nuestra primera auditoría medioambiental.

Se puede decir que las hay de tres tipos:

  • Auditorías de gestión generalizada: valoran si una estrategia de gestión previamente fijada está cumpliendo sus objetivos con corrección.
  • Auditorías de responsabilidad: verifican el cumplimiento de las obligaciones legales de la compañía.
  • Auditorías temáticas: centran sus esfuerzos en la investigación de un tema concreto para ver si se está cumpliendo con un criterio ecológico óptimo.

¿Cómo nos ayuda a mejorar una auditoría ambiental?

Someter a nuestra empresa a una auditoría ambiental hace, de una forma mucho más sencilla de lo que podamos imaginar, que esta sea mucho más respetuosa con el mundo que nos rodea. Nos ayuda a determinar qué procedimientos hay que cambiar para ser más eficientes sin dañar nuestro entorno, saber qué podemos hacer mejor y a actuar dentro de la legalidad. Además, una vez fijadas las bases de nuestro nuevo funcionamiento, nos permite marcar una política ambiental para la empresa.