fbpx

Conoce la definición de aerosol

Hemos leído y escuchado la palabra aerosol mil veces, pero… ¿sabemos exactamente para qué es o qué usos podemos darle? En E-renovables hemos decidido poner fin a estas dudas de una vez por todas, ¡sigue leyendo y aprenderás todo lo que necesitas saber!

¿Qué es un aerosol?

Aunque hay quien llama aerosol al frasco que lo contiene, en realidad el aerosol es la sustancia que hay alojada en el interior. Se trata de una suspensión coloidal, o lo que es lo mismo, una mezcla de partículas minúsculas, líquidas o sólidas, mezcladas con un gas en el que están suspendidas. Puede ser de origen humano, como la laca que usamos para el pelo, o de origen natural, como las tormentas de polvo (tierra suspendida en el aire) que llegan cada año al sur de España desde el norte de África.

¿Cómo nos afectan los aerosoles?

Por desgracia, los efectos de los aerosoles sobre nuestro cuerpo pueden llegar a resultar muy nocivos. Si las partículas que llegan flotando son relativamente grandes no suele haber problema, porque son filtradas por la nariz y la garganta y eliminadas de nuestro organismo. Lo malo es cuando son de menos de 10 micrómetros. En esos casos, las partículas pueden llegar hasta los bronquiolos, los bronquiolos y los pulmones y ocasionarnos numerosos contratiempos respiratorios. De hecho, si son suficientemente pequeñas pueden traspasar los pulmones y afectar a otros órganos, como por ejemplo el corazón. Estos son algunos de los problemas de salud que pueden provocarnos los aerosoles:

  • Infarto de miocardio
  • Arteriosclerosis
  • Asma
  • Cáncer de pulmón
  • Inflamación en las vías respiratorias
  • Fallecimiento prematuro

Además, los de origen humano son muy contaminantes. El motivo es que contienen compuestos orgánicos volátiles (COV) que al entrar en contacto con la luz del sol liberan gases altamente perjudiciales. Los aerosoles pueden cambiar el clima, entre otros motivos por la creación de smog, una capa de ‘niebla’ que no deja pasar como debiera la radiación solar.