fbpx

Hace siglos, el oso pardo estaba presente en casi todo el continente asiático y europeo. Sin embargo, en la actualidad es una de las especies más amenazadas debido a la progresiva pérdida de hábitats y la caza furtiva, así como otros problemas que la han llevado prácticamente a la desaparición. En la actualidad, en España solo sobreviven dos poblaciones de oso pardo ibérico en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos, cuya viabilidad no está garantizada a menos que tomemos medidas especiales para su protección.

PepeNuevo

¿Te interesa este tema? ¡Estás en el lugar perfecto! Ya que en la entrada de hoy vamos a hablar del oso pardo ibérico, sus principales características y curiosidades. También conoceremos dónde viven y los motivos por los que se encuentran en peligro de extinción. ¡Comenzamos!

Características del oso pardo 🐻

El oso pardo se caracteriza por su pelaje tupido y espeso, una cola muy pequeña y una cabeza de grandes dimensiones con orejas redondas. Pero sobre todo, destaca por ser el mamífero terrestre más grande de toda la fauna ibérica. Los machos son aproximadamente un 30% más pesados que las hembras, con un peso que en ocasiones ronda los 180 kilos.

En cuanto a su envergadura, desde la pata hasta la cruz puede haber una distancia de hasta un metro, por lo que cuando están de pie superan fácilmente los 2 metros de altura. El oso pardo ibérico tiene un pelaje que va desde los colores cremas a los oscuros, con patas casi completamente negras y tonos amarillentos en las puntas.

Se trata de un plantígrado como el ser humano, es decir, que necesita apoyar todo su cuerpo en las plantas de los pies para andar. Y es de los pocos animales capaces de erguirse sobre las dos patas, algo que solo suele hacer cuando se siente asustado o quiere intimidar a algún oponente para aparearse con las hembras.

Dónde vive el oso pardo 🌍

Como hemos comentado, el hábitat del oso pardo cantábrico y el oso pardo asturiano se divide entre la Cordillera Cantábrica y los Pirineos. Estos entornos de grandes bosques proporcionan refugio durante el invierno y una enorme tranquilidad, así como abundantes frutos salvajes para alimentarse. Hay que tener en cuenta que estamos ante animales que necesitan un enorme espacio para sobrevivir y prefieren aquellos terrenos que están situados a más de 1.000 metros de altitud.

¿Cuántos osos pardos ibéricos quedan? 📈

Según datos de la Fundación Oso Pardo, apenas quedan unos 350 ejemplares en España repartidos en 3 zonas principales. La primera está formada por el núcleo occidental compuesto por las comunidades de Galicia, Asturias y Castilla y León, con un total de 100 ejemplares.

La segunda la integra el núcleo cantábrico oriental que comprende las comunidades de Asturias, Castilla y León y Cantabria, con unos 200 ejemplares. Y la tercera es el núcleo pirenaico, que cuenta con menos de 50 ejemplares en la actualidad y tiene graves problemas para garantizar su viabilidad en el futuro.

Curiosidades del oso pardo 🐻

Estos mamíferos ibéricos son omnívoros y sienten una enorme curiosidad por nueva fuentes de alimentos. Aunque el cine y las novelas nos ha presentado al oso pardo como un fiero animal carnívoro, la realidad es que son bastante tranquilos y un 90% de su dieta se basa en raíces, bayas y otras hierbas. Aunque también comen insectos, frutas, pescado y por supuesto carne. ¡Y en enormes cantidades! Para que te hagas una idea, los osos pardos son capaces de engullir hasta 40 kilos de alimento al día durante el otoño.

Yoigo Custom

Apenas tienen depredadores naturales y en España solo suelen ser atacados por el hombre y otros osos. En cuanto a los cachorros, nacen a las 8 semanas de la fecundación totalmente ciegos, sin pelo y con un peso en torno al medio kilo. Pero no te creas que permanecerán así de adorables durante mucho tiempo. En menos de 6 meses ya habrán alcanzado los 25 kilos de peso y a los 3 o 4 años se convertirán en ejemplares adultos.

¿Por qué está el oso pardo en peligro de extinción? 🌐

Las propias características del oso pardo dificultan su reproducción, ya que viven en poblaciones aisladas sin intercambio genético. Pero las amenazas para esta especie van mucho más allá y como puedes imaginar el ser humano es el responsable directo.

La destrucción de los hábitats naturales por el avance del cemento o la tala indiscriminada de árboles ha supuesto un duro golpe para esta especie. Cada vez son más los osos pardos que bajan de las montañas porque no encuentran refugio o alimento, acercándose peligrosamente a las áreas rurales cercanas a las ciudades.

Tampoco podemos olvidarnos de la caza ilegal del oso pardo, que pese a la estrictica legislación española todavía supone un grave problema en la actualidad. Como ves, es necesario proteger activamente a este mamífero ibérico si queremos que siga existiendo en el futuro. Algo que requerirá el esfuerzo conjunto de las administraciones, el sector privado y la ciudadanía para tener éxito.

Un comentario

  • Avatar Jimenez dice:

    ¡Qué pena! de verdad…. estamos destrozando nuestro planeta. Me entristece tanto pensar que el oso pardo ibérico se encuentre en peligro de extinción. Y aún mas si uno de los principales motivos es por la destrucción de sus hábitats naturales

Deja un comentario