fbpx

Existe un sistema de clasificación internacional denominado LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) que evalúa ciertas construcciones de carácter sostenible a las que se les conoce con el nombre de edificios verdes. Si quieres saber todo sobre este concepto, en esta guía te contamos qué son los edificios verdes, cuáles son los principales ejemplos que podemos encontrar en España y en el mundo y cuáles son los beneficios de este tipo de edificaciones que están cada vez más extendidas.

Energygo

El boom de los edificios sostenibles

Cada vez son más frecuentes los llamados edificios inteligentes que no sólo tienen como base la domótica sino también la conciencia ecológica como base de su construcción.

No se trata sólo de encontrar soluciones tecnológicas para hacernos la vida más fácil. Ahora también es muy importante que estas soluciones pasen por una gestión energética sostenible y una optimización del consumo, además de proporcionar comodidad y seguridad a sus usuarios.

La construcción de un edificio inteligente no se entiende ya hoy en día si no es desde el punto de vista de la sostenibilidad y, para ello, debe incluir cuatro elementos principales:

  1. Reducción del consumo energético.
  2. Mejora del confort en el edificio (climatización, iluminación, domótica, etc.).
  3. Optimización de los sistemas de control y seguridad del edificio.
  4. Apuesta por la eficiencia energética.

La propia legislación de los gobiernos a la hora de construir nuevas edificaciones ya exige que éstos vayan encaminados al consumo responsable y ecológico, al ahorro energético y a la utilización de fuentes de energía renovables, entre otros factores.

La mayor concienciación ecológica y la implicación de las administraciones públicas es clave en el desarrollo de los edificios sostenibles, que cada vez son más frecuentes y que terminarán imponiéndose en un futuro no muy lejano a las construcciones tradicionales. Se trata de lograr la proliferación de edificios eficientes para que lo que ahora parece una moda se convierta en una realidad sostenible más pronto que tarde.

Dentro de esta idea ecológica y sostenible en la construcción ha aparecido en nuestras vidas el concepto de edificios verdes. ¿Qué son?

¿Qué es un edificio verde?

Un edificio verde no es una casa pintada de ese color, aunque pueda serlo. Pero los edificios verdes a los que nos referimos en este post son un concepto con mayor significado.

Se llama edificio verde a una construcción sostenible que utiliza materiales naturales sostenibles, reduce el consumo de energía, evita el uso de sustancias tóxicas en la fabricación de sus materiales y reduce en lo posible el impacto negativo que pueda tener en el medio ambiente.

Yoigo Custom

En cada etapa del proceso de fabricación de este tipo de edificios hay una concienciación de respeto con el medio ambiente, desde el diseño, la construcción, el mantenimiento o la rehabilitación del edificio.

Esta construcción está pensada de forma ideal como un edificio que se adapta a su entorno natural y a sus habitantes porque, al fin y al cabo, el bienestar de éstos es fundamental. En ese sentido, aquí hemos hablado alguna vez del cohousing, que se basa en esta idea ecológica y de convivencia en armonía con el entorno. Y ese mismo espíritu de respeto medioambiental es en el que se basan las ecoaldeas, por poner otro ejemplo de sostenibilidad en las construcciones.

Características principales

Con todo lo que acabamos de decir ya habrás deducido que cuando hablamos de edificios verdes nos referimos a edificios sostenibles, tanto en la técnica como en los materiales de construcción. ¿Cómo se logra?

  • Optimizando los recursos energéticos.
  • Usando materiales reciclados.
  • Limitando el consumo de agua.
  • Reduciendo la producción de residuos.

Por eso, es importante realizar una consideración global de este tipo de edificios antes de construirlos. Diseñar un edificio de estas características requiere plantearse ciertas cuestiones fundamentales:

  • Introducir instalaciones con luz natural.
  • Establecer un buen aislamiento térmico para aprovechar al máximo la energía.
  • Utilizar equipamientos inteligentes en los sistemas de iluminación y calefacción con el objetivo de lograr la máxima eficiencia energética.
  • Verificar que el suelo y el entorno en el que se construye es ‘sano’, es decir, que no está contaminado y no hay fábricas o carreteras cerca.

Tipos de edificios verdes

No hay una única manera de construir un edificio verde ni un único concepto en el que puedas incluir a este tipo de construcciones. Hay muchas formas de idear un edificio sostenible y eso significa que también hay diferentes tipos de edificios verdes. Vamos a detenernos en las dos categorías principales:

Construcción natural

En este tipo de edificios verdes la arquitectura se adapta al entorno y se utilizan materiales sostenibles o naturales. Pueden ser materiales que vienen directamente de la naturaleza o bien que han sido reciclados o renovables. Es importante para englobar a un edificio verde dentro de este grupo que éste se encuentre integrado en su entorno.

Por supuesto, para su construcción se utiliza maquinaria ecológica. ¿Has oído hablar de las ‘máquinas verdes’? Ya hay compañías que las fabrican para limitar su huella energética.

Edificio pasivo

Este tipo de edificios verdes -de los que te hemos hablado en este blog en alguna ocasión- son construcciones que garantizan un clima confortable tanto en invierno como en verano sin necesidad de un sistema de calefacción adicional. ¿Cómo? Fundamentalmente, optimizando el uso de la energía solar, por lo que se refuerza el aislamiento del edificio con energías renovables y se reduce el consumo de energía.

Para lograr un menor consumo energético suelen tener estas características:

  • Un aspecto más compacto
  • Grandes ventanales orientados al sur para aprovechar más el sol
  • Ventilación de doble flujo con recuperación de calor
  • Sistemas térmicos solares para las necesidades de agua caliente
  • El material más usado es la madera

¿Hace falta alguna certificación para tener un edificio verde?

Los edificios verdes están diseñados para causar el mínimo impacto medioambiental posible. Pero esta concienciación con el entorno requiere de la implicación de las personas que utilizan dicha construcción, ya que su conservación nos obliga a un cambio de hábitos y a llevar un comportamiento social responsable para alargar la vida útil de estos edificios.

Construir un edificio sostenible es también una respuesta a las políticas medioambientales de los países, que cada vez toman más medidas para reducir las emisiones de CO2. En definitiva, son soluciones innovadoras para construir edificios sostenibles, ya sea por concienciación o por obligación legal.

Pero no cualquier edificio que se construye con un par de ideas ecológicas puede considerarse como un edificio verde.  Hay que obtener la certificación de edificios verdes.

Un edificio verde puede ser ecológico pero necesariamente una construcción ecológica es también verde. Al hablar de un edificio sostenible nos referimos a un término más amplio que el de edificio verde.

En España, por ejemplo, es necesaria una certificación para considerar a un edificio verde como un edificio ecológico. Para obtenerlo se tienen en cuenta diferentes factores como:

  • Dónde se encuentra el edificio.
  • Cómo es la calidad ambiental interior.
  • Cómo se gestionan los recursos.
  • Cuál es el grado de integración social en el edificio.
  • Qué calidad técnica tiene el edificio.

Hay una serie de mediciones que tienen que alcanzar determinados objetivos para certificar que son edificios verdes esos que se están evaluando.

Existen unos criterios establecidos para determinar que una construcción es un edificio verde y no sólo se aplica a edificios de nueva construcción, pues hay algunos que pueden llegar a adaptarse para obtener esta certificación.

Certificar un edificio como edificio verde cuesta dinero. Pensarás que eso, sumado a lo que cuesta acondicionar un edificio para que éste sea sostenible debe ser muy caro, pero realmente no lo es más que un edificio ‘normal’. Ten en cuenta que, a la larga, el ahorro es mayor en muchos sentidos.

Edificios verdes por el mundo

Es frecuente utilizar el término edificios verdes como sinónimo de edificios ecológicos y de edificios sostenibles pero existen diferencias entre ellos. No obstante, todos son cada vez más frecuentes en todos los rincones del mundo.

Los beneficios que aportan los edificios verdes han hecho que cada vez encontremos más ejemplos de construcciones de este tipo a lo largo y ancho del planeta.

La arquitectura también tiende ya a lo natural y hay edificios verdes que son auténticas maravillas situadas en grandes urbes pero respetuosas con el medio ambiente. Conozcamos algunos ejemplos:

  • One Central Park (Sidney, Australia): Es un rascacielos construido en 2014 compuesto por dos torres que se entrelazan con jardines de arbustos. Es uno de los ‘jardines verticales’ más grandes del planeta.
  • Bosco Verticale (Milán, Italia): Es un complejo residencial con dos torres altas rodeadas de árboles y arbustos con una vegetación de gran riqeuza y variedad alrededor.

  • Tower Flower (París, Francia): Es una torre de 2.600 metros cuadrados diseñada en 2004 y su vegetal vertical es una extensión del parque que tiene al lado.
  • Kö-Bogen II (Düsseldorf, Alemania): Es el edificio verde más grande de Europa y se acabó de construir este 2020. Está recubierto de vegetación.
  • Center for Sustainable Landscapes (Pittsburg, Estados Unidos): Es un edificio de 2.000 metros cuadrados envuelto en arbustos, con un jardín botánico en sus instalaciones y construido en 2012.
  • Hotel Parkroyal Pickering (Singapur): Se trata de un hotel-jardín construido en 2013 con plantas tropicales y palmeras. Es uno de los edificios sostenibles más simbólicos de Asia.
  • Shacolas Tower (Nicosia, Chipre): La Torre de Chipre o Torre White Walls es un rascacielos cubierto de vegetación de once plantas construido con materiales ecológicos y es una de las edificaciones más altas de la ciudad chipriota.
  • Aeropuerto Internacional de Edmonton (Canadá): Es una construcción repleta de espacios verdes y jardines verticales, ejemplo de que no tienen que ser casas o edificios de oficinas los considerados como verdes. Este aeropuerto internacional es de los más importantes de Canadá.
  • ACROS Fukuoka Prefectural International Hall (Japón): Es un ejemplo de edificio verde comercial y cultural. Tienen jardines en terrazas que suben toda la altura del edificio y su vegetación tiene cerca de 100.000 metros cuadrados de superficie.
  • Vertical Living Gallery (Bangkok, Tailandia): Es un moderno jardín vertical en un edificio botánico edificado en 2011. En su fachada mezcla vegetación con vidrio creando un paisaje verde.
  • Edificio Transoceánica (Santiago de Chile): Es un edificio verde de oficinas de 1.700 metros cuadrados inaugurado en 2010 y considerado un ejemplo de desarrollo sostenible en Latinoamérica.

  • Edificio Celebra (Montevideo, Uruguay): Es un edificio empresarial construido en 2010 que se considera el edificio más ecológico de Uruguay y el mejor edificio de oficinas del mundo.
  • Centro Comercial Il Fiordaliso (Rozzano, Italia): Es el jardín vertical más grande de Italia y consiste en una fachada cubierta de vegetación y flores con más de 44.000 plantas. El paisaje es impresionante.

Seguro que ya te parece sorprendente todo lo que acabas de leer, pero hay muchos más grandes edificios verdes en el mundo que son internacionalmente conocidos por lo impresionantes que son y las ventajas que aportan desde el punto de vista ecológico. Y, por supuesto, porque han servido de inspiración para otras construcciones similares.

Edificios verdes en México

México es uno de los países donde se han construido algunos de los edificios verdes más famosos del planeta. Vamos a mencionar algunos de los más impresionantes:

Universidad del Claustro de Sor Juana

Este edificio fue fundado en 1975 en Ciudad de México y es una de las instituciones académicas mejor consideradas del país. Se trata de uno de los edificios verdes más importantes de México porque su recinto está rodeado de jardines y bosques.

Torre Virreyes

Es un edificio de oficinas de 28 plantas cuyo sistema eléctrico se basa en paneles solares. No sólo se ha reducido el gasto eléctrico en un 40% sino que también se ha hecho lo mismo en un 25% con el consumo de agua.

Torre BBVA Bancomer

Es el único edificio de más de 230 metros en México que tiene su certificación como edificio verde. Se invirtieron en él 650 millones de euros y cuenta con un sistema de eficiencia energética con iluminación LED y paneles solares.

Torre Reforma

Tiene un sistema de captación pluvial y de tratamiento de aguas residuales para reducir de forma importante el consumo en el edificio. Aprovecha el clima y la geografía para lograr el objetivo de eficiencia energética.

Punta Reforma

Es un edificio que aprovecha las aguas pluviales para el riego y tiene un sistema de tratamiento de aguas residuales para consumir lo mínimo posible. Usa iluminación de bajo consumo y tiene jardines internos con árboles entre las plantas del edificio.

Otros ejemplos

No son las únicas construcciones ecológicas de México. También podemos mencionar otros edificios igualmente importantes:

  • Torre HSBC
  • Tubohotel
  • Biblioteca Vasconcelos
  • Container City
  • Oficinas Dos Patios
  • Azotea verde del Infonavit
  • Torre GSI Cancún

Edificios verdes en Panamá

Los edificios verdes también se abren paso en Panamá. Su desarrollo ha sido más lento pero con paso firme.

En 2008 recibió la certificación el primer edificio verde del país. Fue el de la Embajada de Estados Unidos, ubicada en la ciudad de Clayton.

En Panamá hay en torno a una treintena de edificios verdes en todo el país que han obtenido la certificación LEED (que es el certificado internacional válido). Eso sí, algunas construcciones tienen más puntos que otras.

Además de la Embajada de Estados Unidos, ¿qué otros grandes ejemplos de edificios verdes podemos encontrar en Panamá?

  • Dormitorios Ciudad del Saber: Es el que tiene mejor calificación y se le fue concedida en 2013.
  • Plaza Real Costa del Este: Es un edificio corporativo.
  • MMG Tower: Es la sede del Grupo Morgan & Morgan y destaca por su diseño innovador.
  • Global Business Terminal A: Es una torre de un centro de negocios y es uno de los edificios verdes que han obtenido la certificación de manera más reciente.

Edificios verdes en Colombia

Colombia es otro de los países en los que empiezan a proliferar las edificaciones verdes en una clara apuesta por las energías renovables y la lucha contra el cambio climático.

Este país cuenta, además, con alguno de los edificios verdes más importantes del mundo.

Edificio Santalaia

Es un complejo residencial con una fachada botánica y jardines en sus azoteas. Se encuentra en Bogotá y su construcción terminó en 2016.

Se considera como el jardín vertical más grande del mundo, con más de 3.000 metros cuadrados de verde natural y 115 plantas y a su creación contribuyó Paisajismo Urbano de España.

Hotel B3 Virrey

Este hotel, también ubicado en Bogotá, es otro de los principales ejemplos de edificios verdes en Colombia. Está a unos 16 kilómetros del aeropuerto internacional El Dorado.

Su fachada tiene un revestimiento de vegetación y enredaderas de pétalos y flores. Es uno de los más importantes del país.

Edificios verdes en España

En España hay en torno a una treintena de edificios que cumplen con las exigencias de la normativa para ser considerados como edificios verdes. De ellos, cinco alcanzan la más alta consideración ecológica.

Sede Hallotex (Mataró, Barcelona)

El edificio central de esta empresa textil obtuvo la certificación en 2017 por su sistema de gestión del agua y de consumo eficiente de energía. Y no sólo reciclan y separan los residuos, sino que los exteriores del edificio cuentan con una gran zona verde.

Sede Vodafone (Madrid)

Es un edificio situado en la Avenida de América que ha implantado medidas para reducir el consumo eléctrico con iluminación LED y un sistema de aprovechamiento lumínico mediante láminas de control solar en los vidrios.

Sede Google (Madrid)

En su diseño se utilizaron materiales sostenibles y obtuvo la calificación como edificio verde en 2016.

Tienda Desigual de la Plaza Cataluña (Barcelona)

Es el local más grande del mundo de esta firma de moda, con tres mil metros cuadrados distribuidos en tres plantas. Su mayor aporte sostenible es que ha mejorado la eficacia energética en su interior.

Cooperativa Arroyo Bonodal (Tres Cantos, Madrid)

Al contrario que los anteriores, este edificio verde es un complejo residencial con 80 viviendas con fachada ventilada, doble aislamiento y cristalería de alta eficiencia. Reducen los costes energéticos en climatización, calefacción y agua caliente, por lo que es un ejemplo de edificio verde en nuestro país.

Otros edificios verdes españoles destacados

Además de éstos, que tienen la máxima categoría como edificios verdes, también hay otros que son dignos de mención en este apartado:

  • Sede CaixaForum (Madrid): Es un edificio rodeado de vegetación y es un modelo arquitectónico industrial por el aspecto futurista de su entrada principal.
  • Torre de Cristal (Madrid): Es uno de los cuatro rascacielos de la zona norte de la capital. Tiene un inmenso jardín vertical.
  • Hotel Santo Domingo (Madrid): Es un hotel boutique en el centro de la capital, considerado como el hotel más grande de España y que data del siglo XIX.

Ventajas de los edificios verdes

Como ves, son muchos los beneficios que se pueden obtener mediante la construcción de edificios verdes y no hay una sola manera de conseguir esa certificación. ¿Qué ventajas tienen los edificios verdes para el ser humano y para el medio ambiente?

  • Se hace un uso eficiente de la energía y de los recursos.
  • Apostamos por las energías renovables.
  • Se toman medidas para reducir la contaminación y los residuos.
  • Obtenemos una buena calidad del aire interior.
  • Usamos materiales sostenibles y no tóxicos.
  • En el diseño se tiene en cuenta el medio ambiente que rodea a la construcción.
  • Las personas obtienen mayor calidad de vida en edificios en los que pasan la mayor parte del tiempo, es decir, viviendas y oficinas, pero también en construcciones comerciales.
  • A la larga son más económicos porque se ahorra en electricidad, agua, etc.
  • Son diseños flexibles que se pueden adaptar a los cambios del medio ambiente.

Deja un comentario