fbpx

Si hace unos días os hablábamos de las maravillas del cohousing, hoy toca hablar de las ecoaldeas. Unas comunidades ecológicas nacidas con un objetivo muy claro: ser capaces de, entre todos sus habitantes, alcanzar un desarrollo completamente sostenible. Vamos a contaros qué son, cómo funcionan y dónde podéis encontrarlas en España. Tomad nota, porque os vais a enamorar de este particular modo de vida y seguro que tenéis alguna relativamente cerca… ¡ahí lo dejamos como idea!

PepeNuevo

¿Qué son las ecoaldeas o comunidades sostenibles?

Al contrario que los entornos en los que nos movemos habitualmente, una ecoaldea está diseñada con un objetivo muy claro: funcionar desde el principio. Cuando llegamos a un nuevo edificio, o a un nuevo barrio, no sabemos qué tipo de vecinos vamos a encontrarnos. En muchas ocasiones, ni siquiera sabemos cómo vamos a ganarnos la vida allí. Esto no pasa en las ecoaldeas, ya que los habitantes de la misma saben que van allí a trabajar en equipo en beneficio del bien común. La idea es llegar a ser sostenibles tanto a nivel social como ecológico y económico, y aunque no resulta sencillo… ¡se consigue! Eso sí, respetando unas bases:

  • Toda la actividad de una ecoaldea está en perfecta consonancia con el entorno natural que la alberga. La actividad laboral lo respeta, y se recurre al reciclaje para dañarlo lo menos posible con los residuos humanos.
  • En una ecoaldea todo el mundo se conoce. Y más importante aún, se respeta.
  • Son completamente autónomas en casi todos los sentidos, en lo más básico para vivir, salvo por detalles como la sanidad. Ahí, dependen de los organismos especializados.

El ideal de una ecoaldea es que no supere el medio millar de habitantes, poder subsistir de forma indefinida y, ya que estamos, que el mundo sea una red de ecoaldeas interconectadas entre sí, ¡aunque creemos que para eso aún queda!

¿Qué producen las ecoaldeas?

Las ecoaldeas producen, básicamente, todo lo que sus habitantes necesitan para salir adelante. Desde productos de primera necesidad, hasta servicios, pasando por ropa o incluso libros. Pero no solo cultivan sus propios alimentos de forma totalmente biológica, sino que producen (o aspiran a hacerlo) toda la energía que necesitan para salir adelante. De hecho, muchas de ellas estarán en disposición de poder venderla en un futuro próximo. Por si fuese poco también reciclan, por lo que sus habitantes están orgullosos de haber reducido su huella de carbono a la más mínima expresión. En este artículo, por cierto, os hablamos un poco más de la huella de carbono.

Vamos, que si a la gente que vivimos en las ciudades y los pueblos ‘de siempre’ tienen que tirarnos de las orejas cada 5 de junio, los habitantes de una ecoaldea viven en un constante Día Mundial del Medioambiente. Si ellos pueden… ¿por qué no íbamos a poder el resto?

Beneficios de las ecoaldeas

Los beneficios de las ecoaldeas son muchos y muy variados, y no solo para el medioambiente. Vivir en armonía con el entorno natural hace que el día a día, la vida, sea muy distinta en este tipo de comunidades. Esto hace que nuestras experiencias, las que nos hacen crecer, sean distintas a las habituales, lo cual enriquece una auténtica barbaridad.

  • Alto desarrollo de las energías renovables
  • Aumento en la producción local de alimentos obtenidos de forma natural
  • Creación de negocios sostenibles, ecológicos y económicamente estables
  • Educación de calidad, pues la ratio de alumnos es significativamente menor
  • Proliferación de la resolución pacífica de conflictos basada en el respeto entre los habitantes.
  • El reciclaje de basuras, la depuración de aguas y el aislamiento del carbono en el suelo hacen de estas comunidades sostenibles un auténtico ejemplo a seguir

Energías renovables, ya están aquí

Llevamos años escuchando hablar de ellas, pero incomprensiblemente todavía no hay placas solares en los techos y tejados de todos los edificios. Si una ecoaldea entera puede abastecerse a base de energía solar, eólico o hidráulica, por citar algunas, ¿por qué no podemos todos? ¡Ya está bien de contaminar como modo de vida!

Producción local de alimentos, piedra angular

Mucho se ha hablado últimamente de la producción local y de iniciativas como los productos de ‘kilómetro 0’, cultivados a un número escaso de kilómetros de donde se terminan vendiendo. Este tipo de iniciativas son vitales para saber lo que estamos comiendo y para conservar sabores autóctonos. Sin embargo, seguimos comprando fruta llegada desde África o Sudamérica mientras nuestros agricultores se ven obligados a dejar de producir para nosotros.

Reciclaje, depuración y aislamiento del carbono, ¡sí se puede!

Mientras los gobiernos no dejan de poner excusas, las más de 10.000 ecoaldeas en el mundo han conseguido implementarlos de forma exitosa. El reciclaje de basuras, la depuración de las aguas y el aislamiento del carbono son realidades palpables que se están tardando, y mucho, en aplicar. Años ya. ¡Y ya está bien!

Yoigo Custom

Proyectos de ecoaldeas en España

Aunque quizás os cueste creerlo, en España ya hay más de una decena de ecoaldeas a pleno funcionamiento. Existen ecoaldeas en Andalucía, en Madrid, en el País Vasco, en Cataluña, en Navarra, o en Castilla y León. Aquí os dejamos algunas de ellas con sus datos de contacto, ¡seguro que están encantadísimos de recibir noticias vuestras!

  • Amalurra Caparacena (Granada)

Email: amalurracomunidad@gmail.com Telf: 958 452 392

Además, aquí os dejamos su página web.

  • Valdepiélagos (Madrid)

Si queréis echarle un vistazo, podéis hacerlo aquí.

Email: victortorrevaquero@gmail.com Telf: 918 416 045

  • Lakabe (Navarra)

Email: lakabeko@gmail.com Telf: 948 392 002

¿Os apetece conocerla un poco? ¡Podéis visitar su web cuando queráis!

¿Cómo trabajar de voluntariado en una ecoaldea?

Cada vez son más las personas que deciden formar parte del sueño de las ecoaldeas a través de una labor de voluntariado. Son muchas las opiniones que podemos leer sobre ello en internet, y lo mejor de todo es que existen un sinfín de lugares en los que estarán encantados de recibirnos. Lo único que necesitamos son muchas ganas de colaborar y nuestro pasaporte si es que elegimos salir de la Unión Europea, que se podría.

Aquí os dejamos un link en el que podéis solicitar acceso a algunas de las muchas ecoaldeas que hay repartidas en el mundo. ¿Quién sabe? A lo mejor la experiencia os enriquece tanto que decidís volver y crear una cerca de casa, o incluso quedaros allí. Si os animáis… ¡contádnoslo en los comentarios!

Deja un comentario