fbpx

¿Sabes qué es la pesca sostenible? Te contamos en este post por qué es tan importante para el medio marino y, por supuesto, para los seres humanos, apostar por un nuevo modelo de pesca responsable que proteja el ecosistema y garantice el mantenimiento de millones de puestos de trabajo en todo el mundo. ¿Qué tipos de pesca sostenible existen? ¿Cuál es la situación actual en nuestro país y en el mundo de este sector? Descubre todo lo que debes saber sobre la pesca sostenible.

Energygo

¿Qué es la pesca sostenible?

La pesca sostenible es aquélla que respeta los ecosistemas marinos y se adapta al ritmo de reproducción de los peces para mantener un equilibrio y garantizar la supervivencia de todas las especies.

Se trata de una pesca responsable y sostenible en la que no se realiza una captura indiscriminada de alevines ni de especies amenazadas o sin valor comercial.

Esta modalidad pesquera implica dejar suficientes peces en el mar, respetar los hábitats marinos y garantizar, al mismo tiempo, que las personas que dependen de la pesca puedan mantener su medio de vida.

¿Cómo funciona la pesca sostenible? La pesca sostenible certificada se basa en tres principios:

  • Estado de las poblaciones de peces. La pesca ha de realizarse permitiendo la continuidad de un número suficiente de peces en el mar de manera indefinida.
  • Impacto ambiental. Las operaciones de pesca deben realizarse con el menor impacto, cuidando a todas las especies y hábitats para que permanezcan en buen estado dentro del ecosistema marino.
  • Gestión pesquera eficaz. Las pesquerías certificadas deben cumplir con la normativa vigente y adaptarse a los cambios ambientales.

Cualquier proyecto de pesca sostenible está siendo continuamente evaluado y mejorado, pensando en el futuro de nuestros entornos marinos. Por eso también se anima a las pesquerías a que desarrollen innovadoras formas de pesca sostenible.

Tipos de pesca sostenible

Como vemos, para que la pesca sea considerada como sostenible ha de cumplir una serie de requisitos como la selección de especies o el uso de métodos no destructivos dentro del ecosistema marino.

Hay modalidades pesqueras que no siguen estas premisas, como la pesca de arrastre, la pesca con explosivos, la pesca con veneno, la pesca de cerco, la pesca con red de deriva o la pesca fantasma. Pero hay otras formas de pesca que respetan esa sostenibilidad pesquera de la que hablamos:

Palangre

Es una pesca en la que se mide la profundidad según la especie que se captura, así como el tipo de anzuelo, que será redondo para no atrapar tortugas y otras especies.

Yoigo Custom

Nasas y trampas

Es una pesca más selectiva que respeta unas medidas adecuadas de cada especie (pulpo, langostas, etc.).

Anzuelo y caña

Es un tipo de pesca más selectivo y que provoca menos estrés a los peces.

En definitiva, se trata más de una ‘pesca artesanal’, con la que se puede reducir drásticamente la cantidad de especies muertas que se descartan y que se devuelven al mar.

Actualidad de la pesca sostenible en España

Según la FAO, casi un tercio de la población pesquera mundial está sobreexplotada. En el mar Mediterráneo esa cifra se eleva a un alarmante 90% de la población.

En el mundo, el 40% de los peces que se capturan no son deseados, lo que supone una tremenda destrucción innecesaria del ecosistema marino e incluso un incremento de las especies en peligro de extinción.

España posee una de las flotas pesqueras más grandes del mundo. Nuestro país es un gran comercializador de pescado y también un gran consumidor. De hecho, es uno de los mayores demandantes de pescado y marisco del mundo y se ve obligado incluso a exportar.

La UE es quien establece la normativa comunitaria en este sector, para que se apliquen las medidas necesarias para llevar a cabo una pesca sostenible.

Actualmente, hay siete pesquerías españolas certificadas por el Marine Stewardship Council (MSC) por haber implantado los principios básicos de esta modalidad de pesca menos agresiva:

  1. Anchoa del Cantábrico
  2. Bonito del Norte
  3. Sardina del Golfo de Vizcaya
  4. Bacalao
  5. Pulpo
  6. Atún listado
  7. Atún rabil

Importancia de pescar de una manera sostenible

La pesca sostenible tiene numerosos beneficios sociales, económicos y medioambientales, los cuales recoge el código de conducta para la pesca responsable de la FAO. Veamos algunas de esas ventajas:

  • Proteger la fauna marina. Respeta los ecosistemas marinos y se adecúa al ritmo de reproducción de los peces para mantener el equilibrio y garantizar la supervivencia de las especies.
  • Utilizar métodos selectivos. Rechaza la captura indiscriminada y de especies amenazadas o sin valor comercial.
  • Evitar el despilfarro. Los ejemplares muertos se aprovechan para elaborar harinas y evitar así el desperdicio alimentario.
  • Contribuir a la seguridad alimentaria. La mayor parte de este tipo de pesca va destinado a consumo humano.
  • Generar empleo. Esto es importante porque es uno de los objetivos básicos del desarrollo sostenible.
  • Reducir la contaminación. Minimiza el consumo de energía, genera menos residuos y reduce el uso de productos químicos.
  • Certificar la sostenibilidad de las capturas con el estándar del MSC. Eso garantiza una adecuada gestión.

¿Cómo hacer una pesca sostenible?

Como vemos, es de vital importancia promover la pesca sostenible, apostando por modelos más respetuosos con el medioambiente y uniendo esfuerzos para que se cumplan las normas.

Además de los gobiernos nacionales y supranacionales, también organizaciones como WWF o Greenpeace insisten en la pesca sostenible como la mejor manera de proteger a las especies marinas y garantizar los puestos de trabajo de los millones de personas en todo el mundo que viven de esto. Para lograrlo, promueven iniciativas como:

  • Crear santuarios marinos.
  • Informar y concienciar a los consumidores.
  • Apoyar la pesca artesanal.
  • Impulsar el consumo de pescado y marisco sostenible.

¿Cómo apoyar la pesca sostenible? Igual que cada vez hay una mayor tendencia a construir edificios verdes -como las casas pasivas– también hay que responsabilizar a la población sobre sus hábitos de consumo y la repercusión que éstos tienen en el medioambiente. El objetivo es que todos estemos concienciados de que, optando por pescado capturado de manera sostenible, contribuimos a la pervivencia del ecosistema marino.

Deja un comentario