fbpx

Las compañías eléctricas españolas dicen adiós al carbón como combustible para producir electricidad. Las inversiones que requería la nueva normativa medioambiental para seguir funcionando más allá de 2020 ha sido uno de los principales motivos del cierre. Ya que el precio final del suministro estaría totalmente fuera del mercado.

PepeNuevo

¿Quieres conocer cuáles serán las repercusiones? En la entrada de hoy vamos a hablar del cierre de las centrales térmicas de carbón en España. Veremos cómo funcionan estas instalaciones. Las centrales que aún quedan en pie. Y el futuro de las energías renovables en nuestro país. ¡Comenzamos!

El cierre de las centrales térmicas de #carbón en #España no supone que esa energía desaparezca. #energiascontaminantes Click Para Twittear

Qué es una termoeléctrica 🏭

Las plantas térmicas son instalaciones capaces de transformar el calor provocado por la energía mecánica en electricidad. Para ello, se utiliza el vapor de agua a altas temperaturas y presiones, que tiene la fuerza suficiente para mover el rotor del generador. El combustible que se usa es de tipo fósil, como el carbón o el gas natural. Que tiene la enorme desventaja de ser muy contaminante y liberar a la atmosfera grandes cantidades de CO2.

Centrales térmicas de carbón en España 🏙️

El cierre de la mayoría de centrales térmicas de carbón en España no significa que este tipo de energía haya desaparecido por completo. Al contrario, supera en un 2% a la energía fotovoltaica producida en nuestro país. No obstante, debido a la nueva ley tienen sus días contados.

En 2020 deben adaptarse a las nuevas exigencias medioambientales de la UE. Y además, hay que sumar el coste que el CO2 tendrá a partir de ahora. Lo que encarecerá en gran medida el precio final de la energía. En otras palabras, el carbón dejará de ser rentable para las compañías de suministro el año próximo, por lo que será indispensable encontrar otras alternativas.

De hecho, el plan prevé la creación de plantas de energía alternativa en las zonas más perjudicadas por este cambio. Y muchos de los trabajadores afectados serán recolocados en estas instalaciones para darle un nuevo impulso a las renovables. Hay que tener en cuenta que, aunque el cierre esté provocado por motivos económicos, la intención de la ley es cuidar el medio ambiente y la salud de los ciudadanos.

Situación de las centrales de carbón

El precio del CO2 generado por el carbón se ha incrementado considerablemente en los últimos dos años. En 2017 estaba en torno a los 5,83 euros por tonelada. En 2018 casi se triplicó situándose en 15,88 euros por tonelada. Y este año ha llegado a cifras históricas con 24,84 euros por tonelada.

¿Las consecuencias? El cierre de centrales térmicas en nuestro país, como veremos con más detalle a continuación. Aunque también nos permitirá disfrutar de un aire más puro y menos concentración de sustancias tóxicas en la atmósfera. Algo esencial si queremos dejar a nuestros hijos un mundo mejor donde vivir.

centrales de carbonCierre de las centrales térmicas de carbón ☢️

Endesa ha anunciado recientemente el cierre de las centrales térmicas de As Pontes en La Coruña y Litoral en Almería. La primera de ellas era la que más potencia tenía en España. Y entre ambas habían recibido más de 500 millones de inversión en los últimos años. De esta forma, solo seguirán en funcionamiento las instalaciones de Alcudia, Viesgo, Aboño y Hunosa.

Yoigo Custom

En Alcudia, Mallorca, 2 de las 4 instalaciones finalizarán su producción este año. Mientras que el resto echará el cierre cuando entre en servicio el cableado eléctrico que une la isla con la península. Una infraestructura vital para el suministro en el futuro. Viesgo en Cádiz ha sido adaptada a la normativa ecológica europea y seguirá en marcha. Mientras que Puente Nuevo en Córdoba se apagará en 2020 al no haber afrontado estos cambios.

Es lo mismo que le pasará a la central térmica de Aboño y la de Soto de Ribera en Asturias, que mantendrán su producción hasta el próximo verano. Y finalmente tenemos la central de Hunosa, también en Asturias. No sabemos a ciencia cierta cuál será su futuro. Pero al utilizar carbones de baja calidad y restos de madera, podemos aventurar que su cierre se planteará en los próximos meses.

Iberdrola y Naturgy están siguiendo unos pasos parecidos en sus plantas térmicas de carbón. Iberdrola solicitó el cierre de la central de Lada en Lagreo y Velilla en Palencia hace 2 años. Pero aún no ha recibido los permisos pertinentes por parte del gobierno. Por su parte, Naturgy afirmó a comienzos de 2019 que finalizaría la actividad de las instalaciones de Meirama en La Coruña, Narcea en Asturias y La Robla en León.

Deja un comentario