fbpx

Aunque empezó con pasos temblorosos en nuestro país, lo cierto es que el autoconsumo eléctrico ha tardado muy poco en demostrar que es la mejor opción que existe a la hora de utilizar energía en casa. Es rentable, es eficaz y además resulta tremendamente beneficioso para nuestro planeta.

Energygo

Eso sí, ¿qué cosas hay que tener en cuenta para emprender este nuevo camino hacia un día a día mucho más sostenible? ¡Os lo contamos!

¿Qué es el autoconsumo eléctrico?

No es la primera vez que os hablamos sobre qué es el autoconsumo eléctrico o qué son las placas solares, desde luego, pero los últimos cambios que han ido produciéndose en el sector han hecho necesario volver a sacar el tema. Mucho se ha hablado del llamado ‘impuesto al sol’, pero… ¿significa esto que no podemos abastecernos de electricidad generada por nuestro propios medios en nuestros hogares? ¡Para nada!

Durante un tiempo, entre 2015 y 2018, se gravó el hecho de utilizar energías renovables para producir electricidad para el autoconsumo. Es decir, energía totalmente limpia e independiente de la red eléctrica. Sin embargo, con la llegada del primer Gobierno de Pedro Sánchez, este agravio quedó deshecho. Hay que decir que esta medida no afectaba a la mayoría de los hogares, por cierto, pero seguía sin tener ninguna lógica.

El autoconsumo es generar energía limpia por la que no hay que pagarle a nadie y que, de paso, nos permite no depender de ningún proveedor, ¡así como contaminar muchísimo menos!

¿Qué beneficios tiene el autoconsumo eléctrico?

Lo cierto es que ya hemos mencionado que un autoconsumidor deja de depender de las empresas eléctricas y que contamina muchísimo menos su entorno. Pero eso sí, hay más beneficios del autoconsumo de electricidad que conviene saber, ¡y aquí os citamos unos cuantos!

  • Ahorro económico. Cierto, instalar placas solares significa hacer un gran desembolso al principio, pero se trata de una gran inversión a corto-medio plazo. Desde el mismo momento de su instalación comenzamos a ahorrar dinero en la factura de la luz, ¡y al final de su vida útil dicho ahorro habrá superado con creces el coste de las placas!
  • Revalorización de los inmuebles. A mayor autoconsumo mayor eficiencia, por eso podréis pedir más si, llegado el momento, decidís vender la vivienda.
  • Existen ayudas para el consumo de energía que nos lo ponen aún más fácil a la hora de acceder a este tipo de tecnología.
  • Si en una casa se nota, el ahorro en una empresa puede marcar la diferencia absolutamente.

¿Es posible el autoconsumo eléctrico?

Por supuesto que sí, no solo no hay ningún tipo de problema, sino que resulta de lo más aconsejable. Nuestro país, junto a otros muchos estados, se ha comprometido a reducir drásticamente sus emisiones contaminantes de aquí a 2030, mientras que estas deben ser nulas para 2050. Esto va ha hacer que el autoconsumo fotovoltaico en España suba como la espuma de ahora en adelante, así como que la legislación de autoconsumo eléctrico en España deba seguir adaptándose a la nueva situación.

¿Y cómo funciona el autoconsumo eléctrico?

  • Lo primero que debemos hacer es definir qué potencia queremos cubrir con energía limpia, ya que de ello dependerá el número de placas solares que debamos instalar, o de turbinas eólicas.
  • ¿Y qué pasa si no puedo pagarlos todos de golpe? Pues una de dos: o nos buscamos una buena financiación o ponemos los que podamos y más tarde ampliamos la instalación. No hay ningún tipo de problema en hacerlo de esta última forma. De hecho, lo que comencemos a ahorrar podremos reinvertirlo luego.
  • A partir de ahí, nosotros no notaremos ningún cambio en nuestro día a día. Seguiremos utilizando la luz y los dispositivos eléctricos sin ningún tipo de problema.
  • En lo que sí notaremos un cambio significativo será en la factura eléctrica, ¡será más barata cuanto más amplia sea nuestra instalación de autoconsumo eléctrico!

Novedades de la legislación autoconsumo eléctrico en España

Unos meses después de derogar el incoherente ‘impuesto al sol’, el Gobierno español decidió aprobar el Real Decreto 244/2019. Este llegó con jugosas novedades en materia de legislación del autoconsumo fotovoltaico, ¡y aquí os dejamos las principales!

Yoigo Custom
  • El primer cambio, el principal, es que la energía producida para el autoconsumo dejaba de estar gravada con impuesto alguno.
  • Además, por primera vez, se reconocía el derecho al autoconsumo colectivo, una gran victoria de la sociedad española.
  • Se acabó la obligación de tener que instalar una potencia fotovoltaica igual o inferior a la contratada. Se acabaron las limitaciones.
  • Desde abril de 2019, todos los trámites necesarios para hacer una instalación de autoconsumo eléctrico en un hogar se simplificó muchísimo.
  • Y por si todo esto fuera poco, se legalizó el alquiler de tejados y terrazas para que otros puedan explotarlos con sus propias placas.

Como veis, una serie de medidas de pura lógica a las que en sus días se les pusieron no pocas trabas pero que, bien gestionadas, han normalizado este tipo de instalaciones. Si hacer que el mundo funcione de una forma muchísimo mejor es así de fácil, ¿por qué complicar tantísimo las cosas?

¿Cuánto cuesta el autoconsumo eléctrico?

Lo primero que debemos tener claro al hablar de autoconsumo eléctrico en España es que resulta tremendamente beneficioso para nuestro bolsillo. Sí, supone un desembolso de alrededor de 3.000€ por cada 2 kW, pero tened en cuenta que este dinero se amortiza en un periodo de tiempo de entre 7 y 10 años. Si tenemos en cuenta que, a su vez, estas instalaciones tienen una vida útil de entre 25 y 30 años, esto significa que tendremos entre 15 y 20 años de ahorro ininterrumpido, ¡y eso es una auténtica barbaridad!

Asimismo, como ya hemos mencionado un poco más arriba en este mismo texto, siempre podemos afrontar la instalación de un juego de placas ahora y de unos cuantos más en 4 o 5 años. Para entonces ya habremos casi amortizado el primero, y será este el que vaya pagando el segundo con el paso de los meses.

Como veis, hablando en términos de tiempo absolutos, el autoconsumo no solo no cuesta, sino que nos reporta beneficios. Eso sí, hay que tener lo suficiente para hacer la inversión inicial, ¡pero os aseguramos que merece muchísimo la pena!

Deja un comentario