La economía colaborativa ha ido ganando enteros durante los últimos años de crisis y explosión de Internet: desde el carpooling que promueve Bla Bla Car hasta el alquiler de apartamentos mediante Airbnb pasando por el último grito en China, el alquiler de flores y plantas de plástico para decorar las oficinas del gigante oriental.

La decoración corporativa según China

En un mundo en el que cada vez más países tienen acceso a la tecnología y los smartphones, gigantes como China han encontrado también en la economía colaborativa un auge traducido en cientos de starts-ups, aplicaciones para móvil e iniciativas de lo más dispares.

Una de las marcas que mejor conoce esta tendencia en China es la empresa Fancy, con sede en la ciudad de Shangay, famosa por expender diversos objetos que vas desde los balcones en forma de canasta de baloncesto hasta las bicicletas. Sin embargo, el pelotazo ha llegado con su última invención: la máquina expendedora de maceteros de flores artificiales cuyo proyecto piloto ha tenido lugar estos días.

Las plantas, las cuales lucen al otro lado de una puerta de vidrio en la entrada de los edificios de oficina, extiende un macetero que el cliente puede conseguir a través de un código QR y el respectivo abono del producto, el cual es de unos 3 yuanes (0.38 euros). Una vez se escoge la planta elegida, la persona puede sentirse libre para devolverla y tomar otra nueva a lo largo de un mes como forma de intercambiar diferentes especímenes y poner a prueba cuán cuidadoso puede ser con una planta que no requiere de los cuidados de una más natural.

Frente al 3% de crecimiento que supuso la economía colaborativa para el total de China en 2015, se estima que este sea de un 10% para 2020. Un ejemplo más del rápido despertar que está experimentando el país chino en todas sus vertientes, incluyendo las energías renovables, el ocio y el entretenimiento pero, especialmente, una economía colaborativa formada por cientos de ideas y emprendedores que pretenden inventar aquello que ningún otro ha conseguido aún.


¿Tú también alquilarías plantas de plástico para decorar tu oficina? 

Post a Comment

 
Top