Durante los últimos años, prescindir de las redes sociales o las apps se ha convertido en algo prácticamente incomprensible. Salimos, nos relacionamos y viajamos constantemente pendientes de la nube y nuestras relaciones en una realidad virtual que no siempre nos aporta cualidades positivas. Si, en tu caso, te dispones a hacer un break largo, te sugerimos estos 5 motivos para viajar sin tecnología


Viajar como antaño

Hoy día no nos permitimos dejarnos sorprender como antes cuando se trata de viajar. Todo lo tenemos más controlado: mapas que nos facilitan las ubicaciones o apps que nos desvelan lugares nuevos pero rara vez nos dejamos guiar por un instinto puramente viajero. Prescindir de la tecnología y adentrarse en lo desconocido puede ser algo, a priori, inseguro, pero la recompensa bien merecerá la pena. 

Disfrutar de tu viaje

De una hora, 20 minutos nos pasamos contemplando un entorno y 40 tratando de encontrar wifi y subir nuestras fotografías a las diferentes redes sociales. Viajas para descubrir, para contemplar una nueva ciudad y adentrarte en nuevas culturas. Y sí, seguro que te encuentras en un lugar digno de inmortalizar, pero aprende a no opacarlo con una tecnología que siempre seguirá ahí. 

Desconectar

Si estás constantemente ligado a las publicaciones de otras personas o a hablar con tus amigos vía WhatsApp de tus problemas, rara vez disfrutarás realmente del placer que supone perderse en un lugar diferente. Viajas para renovarte y aprender, para abrirte a nuevos mundos, y seguir atado a lo que dejas atrás constantemente no te permitirá disfrutar demasiado del viaje. 

Ahorrar

Aunque el wifi esté en todas partes aparentemente, Internet no siempre se encuentra de la misma forma que enOccidente. En Cuba debes hacer colas para comprar tarjetas de Internet, en la campiña de la India Internet no existe y en muchos países africanos algunos no sabes ni lo que es. Luego llegan las preocupaciones, las facturas demasiado altas o los pagos de 10 euros en un hotel de 5 estrellas por consumir Internet durante 10 minutos. Sí, sí. 

Otras aficiones

Viajo pero tengo tiempo libre. ¿Por qué no pruebas a escribir en una libreta? ¿A quedar con ese otro viajero que te ha propuesto ir a tomar una cerveza? ¿Aventurarte tú solo a descubrir nuevos lugares? ¿Qué tal una clase de buceo? Estás ahí fuera y nuevas experiencias te están esperando. Disfrútalas sin necesidad de encerrarte en tus mundos virtuales.



Publicar un comentario

 
Top