Durante los últimos años, el ecoturismo se ha convertido en la forma más consciente de viajar a través del mundo respetando a sus muchas culturas y, especialmente, el medio ambiente. Una modalidad que encuentra en estas 5 experiencias viajeras que te sumirán en el ecoturismo la mejor forma se seguir andando mientras dejas pisadas verdes tras tuya.



Dormir en un hotel árbol


Los hoteles construidos en árboles mediante elementos naturales es una experiencia que merece la pena descubrir si viajas a lugares del mundo como la selva amazónica. El perfecto alojamiento si buscamos introducirnos en una naturaleza que aprenderemos a ver desde una nueva perspectiva abrazándonos a sus muchas bendiciones.

Plantar un árbol


El ecoturismo no solo se conforma de hoteles en los árboles, sino también de otros muchos tipos de alojamiento que han apostado por la inserción de paneles solares o la recogida de agua de lluvia a la hora de adaptarse al medio y contribuir a un mundo mucho mejor. Muchos de estos hoteles también incluyen la opción de ofrecer a sus clientes la posibilidad de plantar árboles en su entorno, una buena forma de concienciar a los más pequeños a cuidar la naturaleza y apreciar sus muchos beneficios.

Un día en una reserva de elefantes


El elefante es uno de los animales más queridos de continentes como Asia pero, también, uno de los más maltratados por el hombre. Criaturas que han caído en las garras de mercenarios y locales que los contemplan como fuentes de ingresos sin apenas prestar atención a la explotación que experimenta el considerado como uno de los animales más longevos del mundo. Visitar una villa de elefantes en países como India, Sri Lanka o Tailandia y en los que no poder montar sobre ellos pero sí interactuar, se convierte en la mejor forma de entrar en contacto con estos nobles animales.

Jornada en un pueblo rural


El ecoturismo permite que comunidades alejadas del negocio turístico de las grandes empresas puedan abrirse camino vendiendo productos artesanales o promoviendo sus alojamientos locales. Por ese motivo, unos días en un pueblo rural te permitirá acercarte a gentes mucho más auténticas y contribuir al desarrollo de sus negocios.

Un voluntariado


Actualmente existen cientos de voluntariados alrededor del mundo: aquellos de carácter más ecológico, otros mucho más humanitarios pero, en definitiva, personas y entornosque necesitan de tu ayuda. Porque a la hora de viajar, hacerlo ayudando no solo se convierte en la mejor forma de aportar nuestro granito de arena, sino de conocer de primera mano las necesidades de un medio, una comunidad o un entorno que necesita del respeto y amor necesarios para poder abrirse al resto del mundo.


Publicar un comentario

 
Top