La naturaleza es la madre de todas las cosas, la que sigue un curso y se nutre de una estabilidad en el medio a la hora de permitir que nuestro querido planeta Tierra siga girando en equilibrio. Una realidad que el mundo actual no siempre parece aceptar y que volvemos a recordar con estas 10 citas sobre la naturaleza que te harán reflexionar.


“Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: la naturaleza.”
Jean-Jacques Rousseau




El que antes de su muerte ha plantado un árbol, no ha vivido inútilmente.
Proverbio indio

Hay algo fundamentalmente incorrecto en tratar a la tierra como si fuese un negocio en liquidación.
 Herman Daly.



La naturaleza no es un lujo, sino una necesidad del espíritu numano, tan vital como el agua o el buen pan.

Edward Abbey.

Mira profundamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor.
Albert Einstein.



Podemos desafiar las leyes humanas, pero no podemos resistir a los naturales.

Julio Verne.




La naturaleza es inagotablemente sostenible si cuidamos de ella. Es nuestra responsabilidad universal pasar una tierra sana a las futuras generaciones.

Sylvia Dolson


La tierra ofrece lo suficiente para satisfacer las necesidades de cada hombre, pero no la codicia de cada hombre.
Mahatma Gandhi.




Y es que la naturaleza no hace nada en vano, y entre los animales, el hombre es el único que posee la palabra. 
Aristóteles



Aunque el ingenio humano pueda crear invenciones varias que, por la ayuda de varias máquinas respondiendo al mismo fin, nunca producirá ninguna invención más bella, ni más simple, ni más apropiada que las que hace la Naturaleza; por que en sus invenciones nada falta, ni nada es superfluo, y no necesita contrapeso cuando crea miembros apropiados para el movimiento en los cuerpos de los animales.

Leonardo Da Vinci




Venimos hace muchísimos años intentando llamar la atención a la humanidad, de que no es posible la humanidad si no tenemos una nueva relación con la Madre Naturaleza.
Rigoberta Menchú




Pero el fruto más preciado de los consabidos ensayos experimentales fue la profunda convicción de que la naturaleza viva, lejos de estar agotada y apurada, nos reserva a todos, grandes y chicos, extensiones inconmensurables de tierras ignotas; y que, aun en los dominios al parecer más trillados, quedan todavía muchas incógnitas por despejar.
Santiago Ramón y Cajal




Publicar un comentario

 
Top