La ecología comienza a expandirse por todo el mundo y los restaurante son algunos de los establecimiento que mejor ejercen esta particular revolución verde. Y uno de los mejores ejemplos reside en la presencia del considerado ya por muchos como el restaurante más ecológico del mundo, el Stedsans Rooftop Farm Bar, en Copenhage

Invernaderos con vistas 

Tras dejar atrás el centro de la capital de Dinamarca, Copenhage, se llega a una zona conocida como Østerbro, donde se ubica la considerada como primera granja ubicada en el tejado de una casa, ØsterGRO, cuyos invernados son compartidos por cuarenta familias que durante la época de buen tiempo colaboran con Stedsans, el restaurante ecológico ubicado en el mismo recinto y propiedad del escritor de cocina Mette Helbæk y el chef Flemming Schiøtt Hansen cuya misión, según han recalcado en más de una ocasión, es “servir una comida sencilla, limpia y local”. 

Este invernadero, fundado por dos vecinos a quienes acudían personas del barrio para llevarse verduras, carne y hasta gusano, llevó a sus dos propietarios a plantearse la opción de abrir un restaurante en este lugar privilegiado en el que también invitar a la gente a formar parte de este proyecto que permanece abierto de mayo a octubre nutrido por una clientela cuya lista de espera puede abarcar semanas. 

En Stedsans se sirven platos sencillos a partir de cocinas aún más rudimentarias, similares a las que puedan encontrarse en pueblos humildes de países como India o China, en los cuales se cocina al vapor mediante el uso de bambú y donde no existen contenedores ni cubos de basura, ya que todos los restos de comida se acumulan en una compostera en la parte trasera de la cocina. Por si esto no fuera suficiente, el restaurante recicla el agua de lluvia y fomenta el uso de agua con probióticos para fregar pero también para regar las plantas. Eso sí, los alimentos no se consumen del propio invernadero, sino que se compran a productores locales a fin de seguir fomentando la economía local. 

Si durante estos meses de verano te planteas viajar a la capital danesa, no te olvides de reservar con tiempo en este paraíso urbanita desde el que podrás comer deliciosos platos con vistas a la ciudad y envueltos en farolillos y naturaleza, mucha naturaleza.

Así es el Stedsans, posiblemente el restaurante más ecológico del mundo.

¿Te gustaría probar la carta de este restaurante?


Publicar un comentario

 
Top