Disney y sus clásicos de animación siempre han tratado de inculcar algunos de esos valores universales a los más pequeños, siendo la ecología uno de los más presentes en sus largometrajes. Porque la educación, o inculcar ciertas pautas desde la infancia, siempre pueden desembocar en grandes resultados y es por ello que te sugerimos estos momentos ecológicos de Disney que nos vuelven a trasladar en el tiempo y que puedes compartir con los más pequeños de la casa. 

Pocahontas


La princesa indígena que protagonizara el clásico de 1995 era una amante de la naturaleza, tal y como demostró en momentos como “Río Abajo” o “Colores en el viento”, posiblemente la canción ecológica más bonita de la historia y una oda a esa madre tierra que el hombre siempre parece empeñado en destruir. Una de nuestras favoritas, por supuesto.

Wall-E


Aunque muchos aún no lo sepan, Wall-E será un clásico de culto en el futuro, especialmente gracias a un factor visionario que ya en 2008 vaticinaba lo que nos vendría: seres humanos más enganchados a la tecnología que a las relaciones físicas, mucha contaminación y planes conspiranoides de futuras colonias salpicadas en el espacio. Y es que la historia del robot basurero que limpiaba los restos de una humanidad desbordada sigue siendo uno de los grandes clásicos de Pixar.

Bambi


La cinta que marcaría a una generación completa en parte debido a la muerte de la madre del pequeño Bambi se apoyaba firmemente en la denuncia de un hombre (o cazador) en este caso, cuyos pasos sobre la naturaleza terminaba provocando consecuencias devastadores. Porque, ¿acaso nadie recuerda aquel incendio cuya propagación consumía el bosque donde vivían Tambor, Flor y Falina? Aprendamos.


Buscando a Dory


Buscando a Nemo ya dejaba entrever en 2003 las intenciones de Disney y Pixar por concienciar al mundo de la necesidad de preservar los enclaves marinos, más concretamente los de una Gran Barrera de Coral que podría desaparecer dentro de cien años. Sin embargo ha sido la secuela de este gran clásico, Buscando a Dory, la que ha acentuado aún más la necesidad por liberar todos esos animales que permanecen cautivos en tierra.

Estas cuatro películas Disney nos vuelven a recordar la necesidad de respetar el medio ambiente, cuidar un entorno cuya preservación comienza en las nuevas generaciones y en hacer que los niños comiencen a dejar tras suya brotes verdes en lugar de destrucción.


Publicar un comentario

 
Top