Hace unos días saltaba la noticia que confirmaba la lenta evolución de España en la transición hacia las energías renovables en comparación a otros países de la UE. Un hecho que se ha visto seguido de un último dato que alude a la reciente decisión del Gobierno de convocar una subasta de energías renovables a fin de reactivar un sector estancado en España

Una subasta, la última iniciativa para impulsar las energías renovables en España


El informe de la agencia Eurostat emitió hace apenas unos días confirmaba que España solo aumentó un 0.01% su producción de energías renovables con una marca que pasó del 16.14% de 2014 a tan solo 16.15% en 2015, siendo la generación de biomasa el único componente que ha conseguido mostrar una cierta evolución en el panorama sostenible de nuestro país. Una cifra que se aleja bastante del 20% de producción renovable fijada como objetivo por la UE para el año 2020

Una situación ante la que el Gobierno no ha tardado en responder acudiendo a una medida quizás algo desesperada pero posiblemente efectiva de cumplirse los objetivos: realizar una subasta entre empresas simpatizantes de las energías renovables a fin de conseguir la mejor puja y, de esta forma, implementar unas energías limpias cuyo aumento debería acelerarse de aquí a los próximos tres años. 

El Consejo de Ministros acaba de aprobar el Real Decreto en el que se establece una convocatoria a fin de asignar una puja de hasta 3 mil MW de energías renovables entre las empresas tecnológicas interesadas que cuenten con las infraestructuras apropiadas y que, por supuesto, estén ubicadas en nuestro país, más concretamente en la península. 

Según las fuentes oficiales, esta subasta “permitirá aumentar la competencia en el mercado y la penetración de más energías renovables, así como reducir la dependencia energética del exterior”.

Un ejercicio que serviría para reavivar una industria de las renovables estancada durante el último lustro en nuestro país y que, además, conviene impulsar a la hora de "descarbonizar" la producción energética como una forma de abaratar costos en energía eléctrica, uno de los beneficios que podríamos obtener si de aquí a 2020 se alcanzara un 20% de consumo que, a pesar de los difícil que pueda parecer, tampoco es imposible. 

¿Cumpliremos la meta de las renovables para dentro de tres años?

Publicar un comentario

 
Top