Con la llegada del buen tiempo, nuestro contacto con la naturaleza aumenta al hacer más vida al aire libre. Por ese motivo, vamos a tratar de potenciar estos 4 gestos sostenibles a fin de convertir el mundo en un lugar mejor. Porque ya sabemos que toda pequeña acción siempre desemboca en grandes cambios si todos nos ponemos de acuerdo. 


Monta un jardín en casa


Montar un jardín en casa, por ejemplo en el balcón, es un gesto que no solo ayudará a mejorar la energía y calidad de aire de tu entorno (recuerda que las plantas consumen dióxido de carbono y producen oxígeno), sino que también estarás mejorando el del mundo. A su vez, las plantas producen un efecto relajante y contemplativo en cada una de las personas que deciden dedicar parte de su tiempo a mimar la naturaleza de su rinconcito urbano.

No tires colillas


Ni en el campo, ni en la playa en la que posiblemente vayas a pasear durante los meses de Semana Santa. El pasado verano, incendios como el acontecido en Galicia o la isla de La Palma confirmaban de nuevo la necesidad de evitar la quema de cualquier elemento en plena naturaleza, siendo las colillas uno de los elementos más propensos a provocar estos desastres naturales. Si a ello sumamos el hecho de que muchos animales pueden alimentarse de ellas, la necesidad de depositar el resto de tus pitillos en la basura se torna más que necesario.

Utiliza la bicicleta


El próximo 19 de abril se celebra el Día Mundial de la Bicicleta, y como tal no se nos ocurre mejor época que la primavera para replantearse el uso del coche y sustituirlo por una bicicleta en la que ir al trabajo. Durante los últimos años, cientos de ciudades han duplicado la toxicidad mínima del aire debido en gran parte al tráfico y el uso excesivo de vehículos que funcionan mediante combustible, motivo por el que mejorar nuestra salud y la del planeta pedaleando se convierte en una opción mucho más sostenible, y, especialmente, saludable.


Recicla


Llevas meses diciéndolo, pero al final siempre terminas vertiendo todos los restos orgánicos, el plástico y el papel en un mismo recipiente. Si tienes espacio suficiente en casa, que seguro lo tendrás, replantearte la opción de insertar tres recipientes diferentes a la hora de reciclar es cuestión de implementarlo en la rutina y hacer tus deberes de la mejor manera.


Publicar un comentario

 
Top