Hace unos días hablábamos en este mismo blog acerca de los progresos realizados por Latinoamérica a la hora de sumarse a la carrera de las energías renovables. Y hoy volvemos a sumergirnos en la tierra del Amazonas y los colores para centrarnos en un país concreto: Bolivia, una de las naciones latinoamericanas que más avanza en el uso de energías renovables.


Bolivia sostenible


Hace unas semanas, Rafael Alarcón, el nuevo Ministro de Energía de Bolivia, anunció los diversos proyectos que planean convertir a Bolivia en uno de los centros energéticos más importantes de toda América Latina. Para ello se ha confirmado la creación de un Ministerio de Energía que servirá como centro de operaciones a la hora de impulsar los diversos proyectos sostenibles.

En Bolivia existen actualmente un total de 34 proyectos relacionados con las energías renovables programados para los que se requiere una inversión de 30 millones de dólares de aquí al 2025, año en el que se estima que el país sudamericano se convierta en uno de los más competitivos de su continente en lo que a cuestiones energéticas se refiere, con una predicción del 70% de su energía total de carácter verde.

Uno de los proyectos más ambiciosos es la construcción de la planta geotérmica de la Laguna Colorada, cerca de la industrial Potosí. La misma ha requerido de 3.5 millones de dólares de financión procedente de Francia a fin de poder utilizar las aguas de la laguna, abundantes en minerales y con una extensión que alcanza hasta los 54 kilómetros cuadrados.

La construcción de esta nueva planta constará de dos fases: una primera de 50 MW y una segunda de 100 MW cuyo fin consistiría no solo en la posibilidad de aportar energías renovables, sino incluso de venderlas a otros países vecinos como Chile o Argentina.

La construcción de la planta geotérmica en la Laguna Colorada permitiría extraer parte de la energía subterránea de una zona famosa por sus géiseres y, también, disminuir la explotación de unas minas a las que recién les ha salido una dura (y necesaria) competencia.

Con tales ambiciones no sería de extrañar que el país boliviano se convierte dentro de unos años en uno de los referentes de Sudamérica en cuanto a energías renovables junto a Chile, otro de los gigantes verdes de esta nueva era.


¿Qué opinas de esta genial noticia?  

Publicar un comentario

 
Top