A la hora de enfrentarse al cambio climático, cada país realiza sus estrategias y presupuestos con tal de abordar su contribución al uso de unas energías renovables más necesarias que nunca. Algunos todavía no han superado los estándares, otros son más generosos y unos pocos poseen una política y concienciación tan arraigada que merecen el nombre de joyas ecológicas absolutas. Pero, ¿acaso sabías cuál es el país más sostenible del mundo?

Mirando al norte


Su capital es Estocolmo y su política ecológica la más sólida del mundo. Sí, Suecia fue nombrado este 2016 como país más sostenible del mundo por varios motivos, según la firma de recursos sostenibles RobecoSAM.

El estudio encargado de analizar la sostenibilidad del país nórdico analizó las conductas políticas y sociales en torno a la mentalidad sostenible, desembocando en una resolución que confirma la condición de paraíso verde que es Suecia por encima de Suiza o Noruega, otros dos de los países más ecológicos del mundo

En lo que respecta a la concienciación social, los suecos no sólo consumen ropa de rastros y segunda mano, sino que también devoran una cantidad de productos ecológicos superior a la media europea. A su vez, un 90% del país recicla, mientras que la densidad del aire contaminado es de 10.2 microgramos cúbicos, muy por debajo de la media del 20.1  instaurada por la Unión Europea.

Respecto al panorama de las energías renovables, un 52% de la generación energética del país procede de energías limpias, además de un mayor consumo de gas diesel en lugar de combustibles fósiles desde que en 1995 se instaurase un impuesto del carbono que ha modificado por completo los hábitos de consumo energético por parte de los suecos.

La proliferación de viviendas ecológicas (o casas pasivas) en el país ha sido otro de los aportes a este carácter verde, ya que cada vez están más presentes en los diversos puntos de Suecia. Datos que confirman el grado de concienciación de un gigante sueco cuyo Primer Ministro, Stefan Löfven,  aseguró uno vez querer "un país en el que los niños pudieran crecer libres de sustancias tóxicas".

Todo un ejemplo para esos otros países que aún adolecen de altos índices de contaminación e incompetentes políticas ecológicas.

¿Crees que deberíamos cambiar considerablemente la mentalidad en nuestro país respecto a las energías sostenibles, el reciclaje o hábitos de consumo más sostenibles?


Publicar un comentario

 
Top