Haciendo un análisis con respecto a los informativos de hace una o dos décadas, las noticias sobre desastres naturales han aumentado considerablemente. El más reciente, el huracán Matthew ha provocado un caos indescriptible a su paso por el Caribe.
Los desastres naturales siempre han existido, pero el calentamiento global está acelerando su aparición de forma no sólo más cuantiosa, sino también más devastadora. Es sólo una de las muchas consecuencias del calentamiento global, de las que os vamos a detallar algunas en este artículo, así como sus posibles causas:



Aumento de la temperatura

Posiblemente la consecuencia del calentamiento global más conocida sea la del aumento de la temperatura. Las causas de seste fenómeno son varias:
·         Incremento del dióxido de carbono (CO2): Por el combustible quemado por los vehículos, la deforestación del planeta, etc.
·         Incremento del óxido de nitroso (N2O): Por el uso continuado de fertilizantes en los campos.
·         Incremento del gas metano (CH4): Por la descomposición continuada de los materiales existentes en los vertederos, cada vez más numerosos.
Como es posible ver de forma sencilla, están muy identificadas las causas del aumento de temperatura en el planeta. Tras la Cumbre de París algunos de estos efectos quieren reducirse o eliminarse todo lo posible, pero muchas de sus consecuencias ya se están notando de forma alarmante.
Con el aumento de estos factores en el planeta, los casquetes polares se están derritiendo, algo que afecta directamente a la temperatura medioambiental de todo el planeta, así como también a la propia supervivencia de muchas especies animales y vegetales.

Desastres naturales

Lo hemos comentado al principio del artículo, hay más desastres naturales como consecuencia del calentamiento global. ¿Pero por qué sucede esto? Pues porque una de las funciones de un huracán, por ejemplo, es la de transportar el calor de zonas tropicales a zonas templadas. Es un sistema de equilibrio de la Naturaleza.
Si nosotros estamos provocando un aumento artificial de la temperatura, los huracanes reaccionan haciendo su función de equilibrio de calor. El problema, es que a su paso también arrasan con todo lo que se le cruza por en medio.
Esto también afecta a las lluvias, dado que estamos modificando el clima general del planeta, hacia estados de monzones caracterizados por fuertes lluvias que destrozan la agricultura, por no hablar de fenómenos más devastadores como los tsunami.


Desaparición del mundo y de la especie humana

Puede que el aumento de población cada vez más rápido, dirigido ya hacia los 8 mil millones de personas, nos haga creer que la población humana está en su momento de mayor esplendor. Pero en realidad nos encontramos en peligro de extinción porque escasean dos recursos básicos, el espacio y la comida.
El calentamiento global provocado por los factores descritos tiene como efecto fatal el aumento del nivel del mar. Esto a nivel global supone la desaparición de superficie terrestre, algo que está visiblemente demostrado en la desaparición de islas enteras en todo el mundo y que, de no frenarse, acabaría afectando al resto de superficie del planeta.
Por otro lado, con menos espacio y un clima poco favorable, el cultivo de alimentos básicos para el hombre se hace cada vez más complejo. Teniendo en cuenta que la población sigue creciendo imparablemente, el hambre es cada momento que pasa un problema mayor. Si además vemos impedida la posibilidad, no sólo de distribución sino incluso de creación del alimento, las futuras generaciones tendrán más difícil obtener comida para subsistir.


Publicar un comentario

 
Top