Cada vez es más recurrente ver en los hogares las típicas cajitas de madera en la que se aglutinan brotes verdes y se consumen platos homemade elaborados a partir de productos cultivados en huertos propios. Ya vivas en el campo como en la gran ciudad, la opción de crear tu propio huerto es posible y sus beneficios más que obvios


Comer sano

Al no utilizar fertilizantes o productos químicos a la hora manipular los tomates, berenjenas o perejil que hayamos plantado en nuestro balcón las comidas que elaboremos con estos productos siempre serán más sanas y exquisitas, notando una diferencia que se torna abismal cuando nos inclinamos por estas saludables prácticas.


La naturaleza inspira

El contacto con las plantas y la naturaleza en general siempre nos reconcilia con el mundo, nos inspira, se convierte en algo casi meditativo. El placer de sentir el tacto de las plantas en tus manos, de inspirar sus aromas y sentir que estás fomentando prácticas sanas es una sensación en ocasiones indescriptible. 


Ahorrar dinero

Si sabemos manipularlas, el económico precio de las semillas compensa el crecimiento de unos productos que, de fomentar su plantación, nos supondrá todo un ahorro a la hora de hacer la lista de la compra. Lo mejor de todo reside en el hecho de que cada vez podamos ir abarcando nuevas frutas y verduras en nuestro huerto en función de nuestros gastos y gustos culinarios. 

Contribuir al medio ambiente


Reducir las emisiones de dióxido de carbono y contribuir a aportar más oxígeno al entorno son dos de los motivos por los que iniciar un huerto en casa es una gran idea. Recuerda que los grandes cambios se construyen a partir de la aportación de cada uno y el simple hecho de convertir parte de tu hogar en un jardín viviente aporta más de lo que piensas. 


Concentración y responsabilidad

El hecho de manipular bien las plantas y cuidarlas no sólo conlleva una gran concentración, sino también la responsabilidad de estar atento a los cambios, supervisar el estado de las plantas y asegurarnos de que la próxima "cosecha" sea abundante. Cualidades que podemos aplicar a otros aspectos de nuestra vida diaria.

Transmitir valores


Comenzar un huerto urbano no sólo significará todo un ejemplo para ti sino también para los demás. Invitados que se animen a plantar sus primeros tomates en casa, niños o hijos que aprenderán los valores de la naturaleza y lo sostenible o personas que prueben tus productos y simpaticen con la idea de dejar a un lado los productos más industrializados.


Publicar un comentario

 
Top