Durante los últimos años, el turismo ecológico se ha convertido en una de las tipologías más ejemplares del sector al permitir que los viajeros puedan visitar lugares gestionados por los locales al mismo tiempo que respetan el medio ambiente. De esta tendencia deriva un "turismo" alternativo enfocado a las granjas orgánicas y el conocido como intercambio de trabajo, más conocido como hacer wwoofing

Retiros sostenibles


WWOOF, acrónimo de World Wide Opportunities on Organic Farms (u Oportunidades en Granjas Orgánicas Alrededor del Mundo) es el nombre de la mayor red de trabajo en granjas ecológicas del mundo, con una distribución que abarca hasta 100 países diferentes.

A su vez, esta red facilita el apoyo de organizaciones y voluntarios que quieran trabajar en ellas a cambio de comida y alojamiento, lo cual facilita el interés de un viajero por el entorno al mismo tiempo que abraza la filosofía ecológica y descubre un nuevo entorno. Una moneda de cambio que ha derivado en una corriente viajera alternativa, con especial hincapié en países como Nueva Zelanda o Irlanda, por nombrar dos ejemplos. Esta nueva modalidad ha sido bautizado con el tiempo como wwoofing, o el arte de "surfear" granjas ecológicas. 

Para poder ser un wwoofer es necesario hacer una donación de 20 euros al registrarnos en la web. Una vez accedemos, la lista de granjas se despliega facilitando datos como el máximo de días de estancia exigido, la cantidad de personas aceptadas, el tipo de plantación o cultivo y la moneda de cambio por el trabajo. 

Al no ser un trabajo remunerado, las jornadas "laborales" haciendo wwoofing no suelen ser muy duras ni intensas, al mismo tiempo que cobrar un salario por tus servicios no entra dentro de esta filosofía de colaboración en la que el objetivo es intercambiar valores, aprender y conocer gente nueva. 

De este modo, recoger plátanos en una plantación de Canarias, trabajar en los arrozales de un valle chino o extraer miel en la costa de Italia son sólo algunos de los curiosos trabajos que ofrece esta red global de granjas ecológicas. Una nueva forma de viajar, conocer un entorno y, al mismo tiempo, ser aún más sostenibles con el entorno. 

El wwoofing es la acción de formar parte de una granja ecológica e involucrarte en las tareas de jardinería, ganadería, recolección, cultivo y demás actividades relacionadas en un mundo cada vez más globalizado y lleno de oportunidades para viajeros que busquen experiencias "diferentes".


Publicar un comentario

 
Top