Aunque nos cueste ser algo más optimistas, lo cierto es que durante el período 2010-2014 los progresos en el uso de energías renovables han resultado ser de lo más efectivos, con datos que ascienden a 300 millones de toneladas de combustible traducidos en energías renovables. Sin embargo, ¿cuales son los países que más apuestan por este cambio?


Estados Unidos


Las energías renovables utilizadas en Estados Unidos equivalen al 22% del consumo total mundial. Una proeza que hay que agradecerle a Obama, quien potenció el aumento de producción de energía renovable de un 1.5 a un 5% tras su investidura en 2009.


China


La segunda potencia mundial ha conseguido, mediante su innovadora condición de gigante tecnológico, abaratar los costes de paneles solares y producir la energía renovable equivalente a 53 millones de toneladas de combustible. Al mismo tiempo, el gigante oriental también se enfrenta a la contaminación de grandes ciudades como Hong Kong o Pekín.


Alemania


Con un total de 31 millones de combustible en energías renovables, Alemania es el país europeo que más contribuye a la sostenibilidad. Además, el consumo aumentó de un 6,3% en el año 2000 al del 30% en 2014, un logro potenciado por la energía eólica, la solar y unos biocombustibles extraído de desechos de paja o álamo.


España


Tras convertirse en 2005 en el primer país en solicitar instalación de placas solares en edificios nuevos, España consiguió superar el 35% exigido de electricidad producida a partir de fuentes renovables, si bien el punto fuerte del país reside especialmente en la energía eólica, siendo Castilla y León o Galicia las comunidades que han sacado mayor partido a los vientos españoles.


Brasil


El gigante carioca es el país de Sudamérica más prometedor en términos de energías renovables al contar con más del 45% de energía total procedente de fuentes ecológicas. Algunos logros consisten en el uso de etanol, procedente de la caña de azúcar, como demandado biocombustible, o el uso del carbón vegetal en la industria siderúrgica. Un país cuyos ecosistemas le proveen de materiales aptos y abundantes para impulsar sus propios objetivos en lo que a energías renovables se refiere.


Estos 5 países que apuestan por las energías renovables continúan aumentando sus cifras al mismo tiempo que la sociedad se vuelve más tolerante y abierta a medidas como el reciclaje, el ahorro de agua o el uso de biodiesel en los automóviles. Una realidad que, no obstante, aún exige de mucho trabajo durante los próximos años.  

Publicar un comentario

 
Top