Tras la confirmación de Costa Rica como país "carbono neutral" para 2021, muchos de nosotros aún seguimos preguntándonos en qué consiste exactamente esta medida y cuales serán sus consecuencias de cara a resolver el espinoso problema del cambio climático.

Hace unos meses, Costa Rica anunció que se convertiría en el primer país carbono neutral del mundo en 2021, dada su predisposición y medios para paliar el carbono que nosotros, los seres humanos, emitimos a la atmósfera mediante la energía que consumimos, la cual procede en gran parte de los casos de combustibles como el gas o el petróleo, dado que otras energías, como la eólica o la solar, totalmente sostenibles, son mucho más caras.

De ahí que la solución resida en disminuir el consumo de toda esa energía que produce gases en la atmósfera, formando el famoso “efecto invernadero”. ¿Cómo? Despegando a la sociedad progresivamente de hábitos malsanos para el futuro del planeta como el uso masivo de automóviles o el consumo de papel no reciclado.

Y es en concreto este último aspecto el que también cabe resaltar, ya que se ha comprobado que los gases que caldean la atmósfera pueden ser “neutralizados” gracias a los árboles, ya que la madera de estos está compuesta de carbono y, por lo tanto, pueden acumular esa energía que vertemos en el aire y utilizarla para reproducirse.

Las medidas, además de disminuir el consumo de energía procedente de compuestos como el carbón o el petróleo, residiría en potenciar “las compensaciones de carbono”, un concepto en el que determinadas empresas o entidades aportan una cantidad económica a países subdesarrollados a cambio de que estos repueblen las zonas forestales (ya sabéis, más árboles, menos dióxido de carbono en la atmósfera), o bien para sustituir poco a poco ciertas energías por otras más renovables, lo cual no sólo ayudaría al planeta entero, sino que también fomentaría la supresión de la pobreza en naciones del Tercer Mundo.

Países en los que el abuso de potencias extranjeras o el escaso conocimientos de sus patrimonios naturales llevan muchas veces a consumir lugares del mundo cuya transformación podría contribuir potencialmente a solucionar la problemática del cambio climático.


Costa Rica, país el cuál acumula un 4% de la naturaleza del planeta, se ha convertido en el primer país en proponerse una reinvención que, no obstante, abarcaría el 100% de su totalidad de carbono neutral para 2100, en teoría. 

Y es que despegarse de despegase de los malos hábitos nunca fue tan difícil.

Publicar un comentario

 
Top