Mientras en España continúa el debate sobre el uso de las energías renovables y si deben ser apoyadas o, por el contrario, van en contra de la creación de empleos, tal como se ha llegado a afirmar. Ikea ha anunciado que está esperando a que el gobierno permita la instalación de placas solares de forma individual para ponerlas a la venta en sus almacenes.

La posibilidad de generar energía propia en los domicilios es uno de los objetivos ansiados por muchas personas que tienen su propia casa o terreno en su propiedad. Con la llegada de las baterías Tesla y otros grandes avances que permiten guardar la energía recogida para poder utilizarla en momentos sin luz, se ha despertado de nuevo la ilusión por el uso de las energías renovables a título individual.

Se espera que con la venta de materiales que ofrezcan grandes almacenes como Ikea se pueda ver reducido la inversión que supone el montaje y pronto haya un beneficio económico para los usuarios, quienes además de apostar por un futuro verde y tener conciencia de las necesidades medioambientales, también esperan que alivie las caras facturas de luz.

Por ahora ya venden los paneles solares en otros países y se pueden conseguir 18 paneles solares por 6.800 euros sin necesidad de más gestiones. Igual que la gente va al comercio y se compra un armario o los muebles del salón, también pueden llevarse al momento los paneles solares.

En Inglaterra los usuarios con paneles solares reciben un subsidio estatal y ahorran en el precio de eléctrico, por lo que se calcula que a partir de quinto o sexto año ya habrán rentabilizado la inversión inicial por la compra e instalación. Mientras, en España continuamos esperando a saber cómo se dilucida el debate abierto y qué ocurre en las elecciones de diciembre.

Publicar un comentario

 
Top