Para que una sociedad elija las energías renovables como motor impulsor esencial de su industria y forma de vida, antes hay que cambiar la perspectiva en cuanto al modo de vida y la sostenibilidad económica que puede aportar cada ciudadano. Eso lo saben bien en muchos países que luchan por la sensibilización social en cuestiones de reciclaje y aprovechamiento de componentes electrónicos.

Reciclaje y compra de segunda mano


La cantidad de gadgets que tiene a día de hoy cada ciudadano va en aumento: móviles, tablets, portátiles… Componentes que en muchas ocasiones son necesarios para la vida laboral pero que también requieren de actualizaciones constantes y se quedan obsoletas en cuestión de meses.

Si se desea un entorno más sostenible lo mejor es no tirar estos componentes, lo que a alguien no le sirve es probable que a otro le sea muy útil, por eso son esenciales las páginas de compra y venta de objetos de segunda mano y de subastas, lugares donde se pueden encontrar los componentes electrónicos que se desean o vender los que sobran en casa, y de este modo reinvertir ese dinero en otro más moderno y potente.

Una sociedad que cuida los detalles


Esa sería la base de una sociedad sostenible. El reciclaje de todos los desechos en los contenedores asignados para cada uno, una legislación fuerte que controle el daño medioambiental que produce cada empresa, una filosofía de aprovechamiento de nuestros aparatos electrónicos y una clara apuesta por las energías renovables. Sobre estos cuatro puntos se podría partir en la dirección de un mundo mejor para todos.

Según el National Geographic, este 2015 es el año en el que los seres humanos hemos comenzado a coger más de lo que el planeta nos puede dar, por lo que es el momento de cambiar nuestra perspectiva a cuidar en lo posible el medio ambiente.

Publicar un comentario

 
Top