Nicaragua se ha convertido en un referente en cuanto a energías renovables y el trabajo que llevan realizando durante los últimos años adelanta que durante el 2016 un 65% de la energía generada por el país será de esta clase.

Fuerte inversión


Desde el Banco Interamericano de Desarrollo se realizará un gran préstamo que superará los 60 millones de dólares y que irá íntegramente dirigido a la mejora del sector energético y el cuidado e instalación de las infraestructuras que ofrecen tal cantidad de energía a los nicaragüenses.

Entre los puntos que han llevado al éxito al sector está la transparencia en temas económicos para que la inversión sea grande y limpia y vaya destinada a la mejora de la eficiencia energética. Este sector no solo ha adoptado grandes medidas económicas, sino que la mirada ética y ambiciosa promovida también ha sido clave en el trabajo de las empresas públicas y privadas.

En cifras y porcentajes


Si el año que viene se alcanzará un 65% en cuanto a la energía creada por fuentes renovables, esta cifra no hace más que continuar la trayectoria ascendente. En 2015 se calcula que se quedará en un 54%, mientras que en el 2014 fue de un 52%.

La mayor parte de la energía provendrá en la eólica, que ha pasado de ser un 21% hasta el 54%. En cuanto a otra clase de energías, el año pasado la energía geotérmica rozó el 15%; la hidroeléctrica el 10%, biomasa 7% y térmica 48%.
 
Como se puede ver por las cifras, hay una fuerte inversión en la creación de infraestructuras, lo que también ha llevado a generar miles de puestos de trabajo cualificados y de toda clase. La inversión no solo se ve recompensada en el abaratamiento y el cuidado del medio ambiente, también tiene influencia directa en la vida y el mercado laboral.

Publicar un comentario

 
Top