Desde la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo tienen claro que hay distintos modelos de biocombustibles. La intención de potenciar estos biocombustibles no debe estar reñida con el bienestar de la población y jugar en contra de la agricultura y todo lo que esta conlleva: alimentación de los ciudadanos y animales. Por este motivo se ha decidido poner un techo del 7% a los agrocombustibles usados para transporte.

Potenciar otras fuentes



Con esta limitación también se pretende potenciar otras fuentes alternativas como las que se están generando con cultivos de algas o a través de residuos.

De cara al 2020 se espera que al menos el 20% de los combustibles utilizados para transporte provengan de energías renovables. Esta es una apuesta fuerte y complicada de cumplir si no se es inflexible con los requisitos y la investigación para lograrlo. Incluso desde muchas organizaciones ecológicas se calificó como arriesgado un porcentaje tan alto, pero no van a ser ellas quienes se muestren contrarias a tal ambición.

Luchar contra las emisiones de gas


La intención de cara a 2050 es reducir al menos en un 60% las emisiones de gases de efecto invernadero. Para lograrlo hay que atacar la contaminación que se producen desde los medios de transporte y también utilizar fuentes eléctricas en nuestros hogares que provengan de energías renovables.

Pero todo esto no debe estar reñido con la clidad de vida de los ciudadanos europeos ni su acceso a las necesidades básicas. Desde la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo tratan de actuar siempre en equilibrio para lograr unos objetivos que traten de solventar tantas pegas y barreras en muchos aspectos.

De todas formas, desde esta página web aplaudimos la ambición y el sacrificado intento por innovar y continuar en el camino que se marca a través de las energías renovables.

Publicar un comentario

 
Top