Las esperadas baterías Tesla ya están a la venta. Estas avanzadas baterías llamadas Powerwall y pueden presumir de innovador diseño y cumplir las expectativas en cuanto a funcionalidad y mantenimiento. Por su tamaño, es evidente que necesitan de una casa grande o con un espacio disponible para su instalación. En cuanto al precio, de momento es poco asequible para la gran mayoría de familias, la inversión requerida es difícilmente recuperable en un futuro próximo para pequeñas familias, aunque quizá en empresas puede ser un producto interesante.

Aprovechar los precios fluctuantes

Entre los objetivos del gobierno siempre ha estado el ajustar los precios de la electricidad según el momento de consumo. En vez de realizar un precio básico y continuo, hay horas en las que es más caro consumir y otros momentos más baratos. Para estos casos las baterías son sumamente útiles. 
En principio han nacido para almacenar la energía generada a partir de renovables, pero en un caso tan particular como el español, poder acaparar electricidad en horarios más baratos puede suponer un importante ahorro energético en muchos casos.

¿Son legales?

De momento son legales, pero el gobierno español trabaja en un borrador para reglamentar su uso y penalizar a los consumidores que tengan esta clase de productos en sus domicilios. Si con las energías renovables ya existen penalizaciones a base de impuestos que dificultan y encarecen su instalación, parece que tampoco se muestran proclives a la instalación de aparatos como estos.
De todas formas, es buena noticia que baterías similares aparezcan en el mercado español. Dejando de lado el ahorro en la factura de los ciudadanos, suponen una gran innovación para las energías renovables y se espera que también una optimización en su uso y utilidad. Aparte de abrir un nuevo camino que pronto será explorado por multitud de empresas, esperamos que muchas españolas.

Publicar un comentario

 
Top