Tesla es una empresa muy innovadora que siempre está apostando por el medio ambiente y alternativas eficientes de energía. Mientras sigue trabajando en sus coches eléctricos, también va a comercializar las baterías Tesla que intentan desconectar a los usuarios de las grandes compañías eléctricas. Sin duda, una alternativa arriesgada y que puede asustar a usuarios y estas grandes compañías.

Sin conexión al exterior

Según anunció Elon Musk, esta batería funcionará para almacenar la energía renovable, de los edificios que la tengan, para estar cubiertos en todo momento. Según dicen, un hogar puede generar tanta energía que podría venderla a una compañía eléctrica tradicional. Esta energía es la que se quedará en las baterías caseras que promete comercializar Tesla dentro de medio año.

Tratará de ser el punto de unión de las energías renovables y los consumidores finales en todo momento y almacenar la energía eólica o solar. De esta manera se espera que estas energías renovables y naturales despeguen de una forma definitiva al solucionar la dependencia existente por las posibles inclemencias o climas no favorables.

Una posible revolución

Seguramente el precio de las baterías se vea pronto compensado por el ahorro que supondrá apartarse de las grandes compañías eléctricas. Muchos son los usuarios que están buscando alternativas para evitar pagar las grandes facturas o presionar para que cambien las condiciones actuales.

Afirma la OCU que en España se encontrarán grandes dificultades para implantar esta clase de sistema por las pocas ayudas que se dan para su uso. Se está cerca de aprobar un decreto que obligará a pagar impuestos incluso a los que estén desconectados de la red eléctrica por entender que con su desconexión generan un gasto superior en otros usuarios.

De todas formas, novedades como las baterías de Tesla impulsarán nuevas perspectivas a nivel mundial que acabarán por provocar cambios.

Publicar un comentario

 
Top