El mercado de las energías renovables ha comenzado a coger impulso hace apenas unos pocos años y solo en determinados países. A día de hoy sigue recogiendo fuerza pero a nivel mundial y eso implica una variación importante en el Índice de Prosperidad Económica y de Productividad Energética 2015.

Para los que nunca han oído hablar sobre índice diremos que lo que hace es una clasificación de los países a nivel mundial basándose en el PIB producido para cada unidad de energía consumida. ¿Los primeros clasificados? Hong Kong, Colombia, Singapur, Suiza y Perú. La clave del ahorro energético no es otra que utilizar menos energía para conseguir el mismo servicio o resultado, de ahí la importancia de este índice que comienza a ser tan famoso.



Y es que la eficiencia energética no forma parte de cualquier tipo de mercado dado que no se trata de vender casas, comprar colchones o cambiar de edredón nórdico. Es algo que va mucho más allá y que nos influye muy directamente a todos, tanto en el presente, como en el futuro. Claro está que los resultados que ha arrojado el cálculo del índice de Prosperidad Económica y de Productividad Energética 2015 no son ni mucho menos los necesarios para conseguir la eficiencia energética global pero si es cierto que ha supuesto cosas muy positivas. Por ejemplo, muchos países que hasta ahora no estaban preocupados por el gasto energético pero que son pioneros en búsqueda de alternativas energéticas del sector eléctrico, se han puesto las pilas con el tema.

Brasil y Colombia son las naciones que se encuentran, a día de hoy, en la vanguardia de la producción de etanol. Brasil y Costa Rica ocupan las primeras posiciones en lo que a índices de producción de energía renovable se refiere y llegando a triplicar el promedio mundial.

Por eso, muchos expertos afirman que para que el resto del mundo llegue a tener la conciencia energética de Sudamérica harán falta más de 100 años. Estos países están concienciados de que el uso de energías limpias reducirá costes, disminuirá pérdidas eléctricas y se conseguirá preservar el medio ambiente pero es algo que todos deben poner en marcha antes de que sea demasiado tarde. Además, esto les permitirá posicionarse como las primeras naciones que lleguen a conseguir la eficiencia energética y, sin ninguna duda, abrirán el camino para el resto.

Por estas razones, algunas empresas junto al Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas se han puesto a trabajar por medio de un acuerdo para comenzar a implementar energías renovables y dejar a un lado las fuentes energéticas convencionales. De hecho, es lo que debería intentarse en el resto de países a nivel mundial pero, lamentablemente, es algo que todavía queda muy lejos.

Publicar un comentario

 
Top