Lutz Pathfinder es el primer coche que se ha construido en el Reino Unido capaz de conducir solo. Este pequeño vehículo ha sido pensado para transportar materiales en distancias cortas, con idea de que pueda manejarse dentro de entornos seguros. Pero también para que pueda llevar a personas mayores o con problemas de movilidad.

Aprobado por las autoridades
En el Reino Unido han aprobado que los vehículos autónomos puedan moverse por muchas de sus vías que tienen la circulación controlada. El país tiene en mente convertirse en pionero en la fabricación de estos vehículos para apoyar su industria e innovar en los nuevos medios de transporte.

El Lutz Patchfiner ha sido probado en Greenwich con éxito a la vez que anunciaban su intención de desarrollar decenas de modelos distintos que se adapten a todas las demandas posibles por parte de los compradores. Teniendo en cuenta el mundo rural, el transporte por grandes ciudades o personas que por fin podrán tener un coche que se ajuste a sus discapacidades.

RDM Group 
La empresa RDM Group ha trabajado con ahínco dentro de la iniciativa que ha empujado el mismo gobierno bajo el nombre Autodrive para fomentar la movilidad inteligente y ecológica. Se han necesitado 20 millones de libras para poder sacar el vehículo adelante. Una cifra dentro de presupuesto que ha cumplido con las expectativas generadas.

La autonomía del vehículo es de 65 kilómetros con una velocidad de 24 km/h de tope de velocidad. Estas limitaciones se irán ajustando en consonancia a los avances tecnológicos que se logren y los acuerdos con el gobierno. Su contaminación es mínima y el próximo avance anunciado es la posibilidad de transportar a dos personas.

La posibilidad de conducción autónoma también influye en la creación de tecnologías capaces de descubrir e improvisar soluciones a posibles problemas que salgan. Todo esto conduce a mejoras en muchos más sectores más allá del automovilístico.

Publicar un comentario

 
Top