Ser una marca responsable con el medio ambiente y la sociedad atrae a consumidores, o al menos eso es lo que se puede leer de una de las últimas encuestas publicadas por la Fundación Adecco en referencia a la responsabilidad social corporativa de las empresas, en la que el 59% de los consumidores descarta, o intenta descartar, las marcas que no considera responsables.

Precio Vs. Responsabilidad
En muchas ocasiones las empresas más baratas se pueden permitir un trato peor de los trabajadores o del medio ambiente. Las empresas son conscientes de que el precio es determinante a la hora de elegir los productos, aunque también empiezan a sufrir el castigo de unos clientes cada vez más concienciados con el entorno.

La ética, transparencia y diversidad son el trío ganador de las empresas mejor valoradas. En esta época de sobreinformación la transparencia que sobresale juega a favor de las empresas que realizan servicios por la comunidad, buscan el progreso y son menos contaminantes.

Lo verde como clave

El ecologismo es la base de las empresas del futuro. Los compradores cada vez están más dispuestos a gastar en empresas que no dañen el medio ambiente y dentro de las obligaciones de calidad se están implantando medidas ecológicas de obligado cumplimiento. Está claro que las empresas que quieren labrarse un futuro deberán pasar por numerosos trámites de regulación medioambiental para evitar multas.

Una empresa verde acaba por encontrar el camino de la innovación y la mejora de producción. Pocas son las que usando métodos contaminantes se suman a los cambios. Una estrategia innovadora significa labrarse un buen futuro, y según las encuestas, también un mejor presente.

Desde esta página somos optimistas en cuanto al futuro y esperamos que esta concienciación y las nuevas normas gubernamentales jueguen a favor de las empresas más ecológicas y las enegías renovables.

Publicar un comentario

 
Top