A pesar del compromiso que se dice adquirir en España con las energía renovables. Lo cierto es que se está penalizando el autoconsumo con impuestos hasta tal punto que muchos usuarios están optando por desmontar las placas solares de sus hogares. ¿Cómo es esto? ¿Qué medidas se están tomando?

Estado actual.

A día de hoy se sigue permitiendo instalar placas solares en edificios de viviendas, incluso instalaciones de energía eólica. Esa energía se puede usar de forma instantánea o guardarla en baterías para un uso posterior. Si bien no hay una obligación de instalar paneles solares en los edificios nuevos, tampoco existe prohibición, incluso se ofrece la posibilidad de vender esa energía que se cree a compañías eléctricas.
El problema existe en la ley 24/2013 en la que se obliga a los auto-consumidores a pagar un impuesto en su factura por generar electricidad con su propia instalación fotovoltaica. Unido a este impuesto, se está trabajando en sanciones para quien oculte sus instalaciones. De este modo, ese autoconsumo será negativo para nuestra factura, ya que se espera que genere mayor gasto en nuestros bolsillos. 
Estas medidas han sido analizadas con asombro por otros países y se habla de la presión que ejercen las grandes compañías eléctricas para no perder su porción de mercado. De momento los usuarios de estas instalaciones propias están a la espera de ver hacia dónde conducen estos cambios legales. Mientras, las grandes compañías continúan con sus prometedoras nuevas instalaciones y se crea en el área de las energías renovables una serie de situaciones ilógicas.
Estaremos al tanto de los nuevos cambios legislativos, tanto a nivel nacional como Europeo, y esperamos que se sigua fomentando el uso de cualquier energía renovable y saludable para el medio ambiente.

Publicar un comentario

 
Top