Las microalgas pueden ayudar a solucionar el problema de la polución y el gas de efecto invernadero. Su necesidad de absorver el CO2 para poder vivir ha sido estudiada por la empresa española AlgaEnergy, quien lleva años estudiando las posibilidades que ofrecen y su implantación a nivel industrial.

Distintas utilidades


Las algas, principal alimento de los peces, pueden ser utilizadas tras su tratado como parte de la alimentación humana mediante pastillas, son ricas en vitaminas, carbohidratos y proteínas; también sirven como elemento primordial en cremas corporales, biofertilizantes o fuente de biocombustibles limpios. No son pocas las utilidades que pueden ofrecer, pero la empresa española está investigando su utilización para ayudar en la absorción del CO2.

Prometedores resultados.


Las pruebas que están realizando en la provincia de Cádiz, mediante la inyección de los gases de combustión, están siendo muy satisfactorias y la ampliación del campo está en proceso. A día de hoy, la planta que tienen puede capturar más de 200 toneladas anuales de CO2. Para hacernos una idea, se necesitarían unos 26.000 árboles para lograr resultados similares.

El proyecto, operativo desde mayo de este año, ha causado sensación en estudios y empresas a nivel internacional. El campo de microalgas a día de hoy produce anualmente 40 toneladas de biomasa, pero se espera que en el 2015 se llegue a las 100 toneladas. Esta clase de investigaciones están logrando grandes resultados para contrarrestar la contaminación que ellos mismos producen consiguiendo un ejemplo de sostenibilidad que puede ser exportable a otras grandes industrias.

Las microalgas son el mejor sistema natural para conseguir la disminución del CO2 que existe hoy día y desde nuestro país se está llevando uno de los procesos más prometedores del sector. Habrá que estar atento a su crecimiento y los datos que se consiguen el año que viene, pero se espera que sean excelentes.

Publicar un comentario

 
Top