Tesla Motors lleva décadas trabajando en implantar el vehículo eléctrico. La empresa automovilística ha ido sacando distintos modelos de vehículos: deportivos, familiares, utilitarios… E implantando los nuevos avances tecnológicos en busca de convencer al mercado estadounidense en girar su perspectiva hacia un vehículo menos contaminante.

Vehículo eléctrico

Aunque llevamos años escuchando que el futuro cercano pertenece al motor eléctrico, parece que la tecnología siempre está un paso más allá de su uso. Ya hay vehículos en nuestras carreteras, taxis en ciudades y multitud de motocicletas y bicicletas, pero las ventas siguen decantándose por el motor de toda la vida. En Estados Unidos el precio de la gasolina, bastante más barato que aquí, juega en su contra y se intenta apelar a la reducción de los gases contaminantes y la concienciación, pero existe el pensamiento de que los motores eléctricos funcionan peor y las ventas no superan el 2%.

Tesla Motors liberó sus patentes a principio de verano en busca de que otras empresas cogieran sus avances y ayudasen a fortalecer el mercado. Sabedores de que un mercado potente y competitivo les beneficiaria también a ellos. 

Tesla Motors

La empresa fue creada para acelerara la implantación del transporte sostenible. Bajo esta filosofía han sostenido que el mantener sus patentes en secreto sería actuar en contra de su objetivo.

En las últimas semanas han sacado uno de sus últimos modelos, el Tesla Model S. Entre las sorprendentes mejoras está la autonomía eléctrica de su batería, con más de 500 kilómetros, y que ya avanzan que pronto superarán los 800 kilómetros. Este avance viene de la utilización de ánodos de grafeno, que puede cuadruplicar la capacidad de las baterías de ion de litio.

El grafeno cuenta con muchas ventajas, como la posibilidad de ser recargado a gran velocidad, pero como contrapunto, su obtención es muy cara. De todas formas, es otro paso más hacia la mejora de estos vehículos.

Publicar un comentario

 
Top