El reciclaje hace tiempo que llegó al mundo de la construcción y en los últimos años, con una tecnología más avanzada y la posibilidad de compartir y aprender gracias a internet, se ha dado un paso adelante. Entre los principales objetivos de los interesados en construirse esta clase de vivienda está el interés por el autoabastecimiento energético, el ahorro económico que supone la construcción en madera o el reciclaje del contenedor, la originalidad y, en algunos casos, la pasión por el diseño y la arquitectura que empujan a vivir en un sitio extremadamente original. 

Casas contenedor.
Uno de los modos más originales y baratos de vivir está en la reutilización de contenedores de transporte de mercancías. Estos, de rígida estructura, se pueden acondicionar y reutilizar. En múltiples blogs te enseñan a construir los pilares, mejorar su aislamiento y diseñar el interior. Las construcciones muestran un asombroso contraste entre lo que es, aparentemente, un viejo contenedor y el impresionante diseño que se puede realizar en su interior.


Más madera.
La madera no es solo uno de los materiales que el ser humano lleva utilizando toda su historia para construir viviendas, también es un signo de identidad, una forma de integrarse con la naturaleza. Por eso, en estos tiempos de hormigón y metal, todavía hay quien decide construir su vivienda utilizando la madera como soporte básico. Aparte de ser un buen aislante, su flexibilidad y manejabilidad permiten implantar sistemas de aprovechamiento de energía solar, calefacción bajo el suelo o sistemas hidráulicos que permitan un uso óptimo de la cocina y los baños.


Domótica. 
Si en algo suelen coincidir estos proyectos es en el máximo aprovechamiento de las nuevas tecnologías. Estas no tienen por qué suponer un gasto excesivo; es más, puede que una inversión no demasiado grande nos reporte muchos beneficios económicos a la larga. El aprovechamiento de la luz solar, el aislamiento, programar la casa para que se caliente cuando lleguemos en vez de mantenerla así en todo momento, un uso responsable del agua, la seguridad… Todas estas posibilidades son asequibles para el ciudadano hoy día, pero cuando además construimos a nuestro antojo la vivienda, podemos planificarlos con total libertad.

Publicar un comentario

 
Top