La energía eólica no sólo es una forma de obtener electricidad de forma poco contaminante, es decir: limpia, sino que es un mercado laboral en expansión, el sector eólico está en auge y se espera que siga creciendo para crear en el próximo lustro 100.000 puestos de trabajo en Europa.

Se espera que el volumen de energía eólica producida aumente un 60% hasta 2020, por lo que será necesario crear más plantas eólicas y eso conllevará la creación de los 100.000 puestos laborales estimados. Sin duda es una buena noticia que no sólo repercute a nivel económico sino también a nivel de medio ambiente. Es una pena que los intereses económicos creados en torno a otros modelos energéticos pongan tantas trabas al avance de las energías limpias. Por encima de todo es una lástima que las políticas de los distintos gobiernos no faciliten las cosas para las empresas verdes, creando nuevos impuestos y tasas a pagar o limitando la producción energética.

Qué es la EWEA

La EWEA es la Asociación europea de Energía Eólica (European Wind Energy Association). La integran más de 600 entidades en toda Europa ya sean fabricantes de turbinas eólicas, productores de energía o otro tipo de proveedores.

Esta asociación se encarga de promover y estudiar este tipo de energía además de recoger datos interesantes y dar a conocer los avances o estimaciones de futuro, como es el caso.

La EWEA prevé un crecimiento del uso de la energía eólica en los próximos años en Europa. Esperan llegar a cotas nunca vistas hasta el momento, y calculan que el 14% del total de energía consumida en toda Europa será proveniente de la energía eólica.

Llegar al 14% de toda la energía supone crecer un 60% respecto a lo que se está produciendo y consumiendo hoy en día. De modo que para asegurar la correcta producción y distribución serán necesarios unos 100.000 puestos de trabajo, directos o indirectos.

Además, la Unión Europea sufragará parte de la inversión necesaria para alcanzar estas cifras ya que se cuenta con una subvención de 124.000 millones de Euros. 


Esperemos que esta tendencia siga en alza y que pronto podamos hablar de las cifras al revés,  que sólo un 14% sea producto de energías no renovables y que el resto sean energías limpias.

Publicar un comentario

 
Top